Bien Chequeado

El presidente y el préstamo de $400 millones