El encuentro comenzó lento pero fue creciendo en intensidad a través de los minutos. Tailandia exhibió un juego veloz y abierto, mientras que los europeos se mostraron más ordenados tácticamente. Rusia buscó en forma permanente a Eder Lima, a la postre una de las figuras del cotejo. Ambos porteros tuvieron mucho trabajo por las constantes llegadas de los equipos.

Eder Lima anotó uno de sus goles con un movimiento fiel a su interesante repertorio. Se desplazó jugando a la perfección con su cuerpo para proteger el balón y luego se dio la vuelta para disparar la bola hacia el fondo de la red (15'42'').

En la segunda parte Tailandia anotó dos veces en nueve segundos gracias a su voluntad, el entusiasmo y la falta de atención por parte de Rusia. Ambos equipos intentaron seguir siendo disciplinados en defensa, pero tomaron la iniciativa en la faz ofensiva.Con más de 8 minutos para el final, Tailandia tomó el riesgo de jugar con el portero. La grada se entusiasmó con un final elecrizante que acabó con victoria rusa pese a la mayor posesión d balón de los tailandeses.

En la segunda jornada de la zona, el próximo martes 13, también en Medellín, Tailandia enfrentará a Cuba y Rusia hará lo propio con Egipto.