Mundo

Intruso de Casa Blanca tenía municiones en auto