Centroamérica

Earl pierde fuerza, pero sigue provocando estragos en Centroamérica