España:Presentan segunda denuncia contra sacerdotes

Reuters
26 de noviembre 2014 - 06:34

Un juzgado de Granada ha recibido una segunda denuncia por presuntos abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes, informaron el miércoles fuentes judiciales, en un caso en el que el papa Francisco ha ordenado personalmente una investigación.

Esta denuncia se presenta después de que tres sacerdotes católicos y un seglar fueran arrestados el lunes en Granada, dentro de un caso que se destapó después de que un joven escribiera una carta al Pontífice contándole cómo habían abusado de él cuando era un monaguillo menor de edad.

Las fuentes no pudieron dar más detalles sobre quién interpuso la segunda denuncia, ya que el caso está bajo secreto de sumario. Se espera que los cuatro arrestados pasen el miércoles a disposición judicial.

El Papa confirmó el martes durante un vuelo de regreso de Estrasburgo, donde compareció ante el Parlamento Europeo, que había llamado personalmente al hombre que le escribió la carta y que le había animado a hablar con el obispo.

"Luego escribí al obispo y le dije que comenzara una investigación", dijo Francisco.

El papa Francisco ha prometido una política de tolerancia cero contra el abuso sexual a menores, tras los escándalos de la iglesia en varios países durante muchos años, pero las asociaciones que representan a las víctimas dicen que no ha hecho lo suficiente.

El arzobispado de Granada anunció la semana pasada que ha retirado a los sacerdotes directamente acusados de los abusos, después de poner en marcha una investigación preliminar, cuyas conclusiones dijo que había remitido al Vaticano.

El arzobispado, que explicó que el denunciante es actualmente mayor de edad, ha asegurado que seguirá el principio de tolerancia cero con los abusos y que cooperará con las autoridades en el establecimiento de la verdad y la justicia.

En la misa del pasado domingo, el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, se postró ante el altar mayor de la catedral y rezó durante varios minutos tumbado en el suelo pidiendo "perdón por los pecados de la Iglesia".

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, también se refirió al caso y la semana pasada pidió perdón a las posibles víctimas.

La página web Religión Digital ha dicho que los sacerdotes implicados pertenecen al conocido como "clan de los Romanones", formado por religiosos de alto nivel económico que disponen de numerosos bienes repartidos por Granada y su provincia.

El Vaticano dijo este año que entre 2004 y 2013 había apartado del sacerdocio a unos 850 curas acusados de abusos sexuales a menores.

Si te lo perdiste
stats