Europa

Hallan explosivos y el testamento de uno de los asesinos