Mundo

No tengo nada que perder: el Papa ante atentado