Suramérica

Fujimoristas coordinaron una campaña para deslegitimar al fiscal que los investiga