Suramérica

Obama tomó mate, pero se quedó con ganas de conocer a Messi