Nacionales

Dominicanos usaban documentos falsos de iglesias para entrar al país