Nacionales

Comer en fonda o restaurante, un golpe al bolsillo del panameño