Nacionales

Médicos del Santo Tomás consideran que la vida de los pacientes está en riesgo