Obesidad tema de salud pública en Panamá

Obesidad tema de salud pública en Panamá
Redacción
27 de octubre 2014 - 09:36

De acuerdo a la nutricionista Osiris García, considerando que la obesidad en Panamá va en aumento, actualmente se puede considerar un millón de habitantes con este problema de salud, se debería tratar el tema de la obesidad como un caso de riesgo social y en un desmejoramiento de la calidad de vida que afecta a toda la sociedad, por tanto, debería ser incluido como tema de salud pública.

La medida más segura es la prevención pero, si ya se tiene obesidad, las autoridades de salud están presentando un anteproyecto de ley que apruebe tratamientos de las enfermedades que surgen como consecuencia de este mal, tal como la cirugía bariátrica.

Esta cirugía, indicó la nutricionista, implica una pérdida de peso considerable y es positiva desde ese punto de vista pero, también tiene riesgos y hay que evaluar el caso individualmente. En cuanto a consecuencias negativas, puede experimentarse mareos, vómitos y cualquier tipo de trastorno producto de una radical transformación del sistema digestivo.

"Hay que aclarar que una cosa es el sobrepeso y otra es la obesidad. Se puede diferenciar a la hora de establecer el índice de masa corporal que en el primer caso está entre 24 al 29 % y en el segundo el índice aumenta a más del 30%" indicó la nutricionista García.

Los riesgos de la obesidad son múltiples, entre ellos; diabetes, presión alta, problemas del corazón, apnea del sueño. Se considera que este problema fundamentalmente se debe al estilo de vida. Mucha comida rápida con demasiada grasa y carbohidrato. Se recomienda especialmente tratamiento sicológico porque los cambios internos y externos son fuertes y toca adaptarse

Estilo de vida diferente

Uno de los principales inconvenientes de este problema de salud es que su raíz yace en los hábitos alimenticios de la familia. "En casa los niños deben recibir el buen ejemplo de los padres que incluyen en sus comidas mucha fruta, verdura, y alimentos nutritivos" explica la nutricionista García.

Además explicó que los alimentos sanos no necesariamente son más caros. Es cuestión de asesorarse bien y preparar comidas ricas y utilizar condimentos frescos que le dan buen sabor. Lo único que hay que cuidar es que desde el desayuno se ingiera alimentos sanos porque, de lo contrario, si un niño ingiere por la mañana soda, empanada y algún otro snack, llegará a la casa con mucha hambre y esto es negativo ya que, a esa hora, no hay manera de quemar muchas calorías porque disminuyen las actividades y se transforma en grasa.

Si te lo perdiste
stats