Actualidad

Una prueba semanal de largas distancias

Empieza una nueva semana que trae consigo una prueba que tanteará la resistencia de los chicos. Esta vez tendrán que contestar una llamada que está dentro de una cabina colocada en el patio de la casa, cuando escuchen un determinado ringtone, tendrán que ir corriendo o bailando a descolgar el teléfono y responder en un idioma previamente asignado.

Pero las cosas no iban a ser tan fácil, ya que Big sabe escoger los momentos adecuados para que ese teléfono empiece a sonar y el grado de dificultad aumentase.

El que sin dudas la está pasando peor en esta prueba es Carlos que lo seleccionan en los peores momentos, y aunque trate de usar todos los trucos para salir airoso, Big siempre lo encuentra. 

Al final los chicos terminaron por apostar el 50% del presupuesto.