Revívelo

Big Brother Panamá - Gala 7

La séptima gala de Big Brother Panamá arrancó con la obsesión que tienen los hermanitos con la compra del supermercado y con el manejo del presupuesto adquirido tras la aprobación de la prueba semanal. 

A primera instancia, Ángel y Milca discutieron por la compra de unos suplementos proteicos que a ojos de la colonense tenían un costo elevado, mientras que el azuerense defendía que por el esfuerzo que le había supuesto la prueba se merecía esta "especialidad".

Tiempo después, Kathy salió en su defensa, lo que terminó en una gran discusión en la que Milca dejo salir todos los pensamientos que tenía en contra de la doctora.

En el cuarto rojo, Enrique le dedicó algunas palabras a su "princesa", en las que explicaba lo mucho que la quiere y lo que la extrañaría de ser ella quien tuviese que abandonar la casa. El futbolista rompió en llanto al terminar de escribirla.

Igualmente, Angel hizo lo propio con Kathy, y ella no pudo contener la emoción al leer las palabras de su pareja dentro de la casa. 

Llegó el momento de la eliminación y Panamá decidió que fuese Fergie la quinta expulsada de la casa, a lo que de inmediato sus más allegados (Milca y Enrique) no se resistieron y lloraron amargamente al conocer el resultado.

Posteriormente, se efectuó la temida ronda de sentencias, que para sorpresa de muchos tuvo un resultado que hace un par de semanas era algo impensable, después de cinco nominaciones consecutivas, Kathy se salva por una semana del escrutinio del público, cediéndole el puesto a Ángel y a Gabriela, quienes recibieron la mayor cantidad de puntos por parte de sus compañeros. 

Mañana, Fergie estará en el debate en horario especial, desde las 10pm, respondiendo las preguntas del público, sus ex compañeros y los panelistas.