¿Problemas de postura ? Fortalece tu espalda con Melissa Piedrahita ¿Problemas de postura ? Fortalece tu espalda con Melissa Piedrahita

Rutinas

¿Problemas de postura ? Fortalece tu espalda con Melissa Piedrahita

Las malas posturas en el trabajo, la oficina e incluso cuando te sientas en el sofá a ver la televisión, frecuentemente son la causa de los molestos dolores de espalda  que a veces son tan fuertes que pueden interferir en tus actividades cotidianas.

Afortunadamente, existen algunos simples ejercicios que puedes practicar sin mucho esfuerzo para aliviar y prevenir esas dolorosas molestias que se apoderan de la espalda. Y lo mejor de todo: sólo 15 minutos diarios pueden ser suficientes para combatir el dolor de espalda.

Fortalece la espalda Fortalece la espalda

Fortalece la espalda

Mira como Melissa Piedrahita te enseña a fortalecer la espalda y así evitar ciertas molestias. 

Es muy importante mantener una buena postura, para mantener a los órganos en su sitio y permitirles trabajar efectiva y eficientemente.

¿Por qué es importante ejercitar y cuidar la espalda? Nada más y nada menos por que la espalda es el sostén del cuerpo, y es ella la que te ayuda a moverte y a mantener el equilibrio. Pero para lograr cumplir con su función, la espalda tiene que estar fuerte. Si pudieras verla en detalle, te darías cuenta de que la espalda está compuesta por huesos largos y resistentes como la columna vertebral y músculos potentes que debes mantener en forma. Está bien que te preocupes por tener un abdomen plano, pero no debes olvidarte de que una espalda fuerte es indispensable para estar en buenas condiciones y no padecer de dolor.

  •  Acostado sobre una superficie plana (el piso es ideal), lleva hasta tu pecho y baja lentamente primero una rodilla (aguanta unos 10 a 30 segundos) y luego la otra; luego haz lo mismo con las dos rodillas juntas. Repite esto varias veces.
  •  Con la espalda plana sobre el piso, deja caer lentamente tus rodillas primero hacia un lado y luego hacia el otro, tratando de que las rodillas toquen el suelo al costado sin levantar ninguno de los dos hombros del piso (aguanta unos 5 a 15 segundos de cada lado). Repite esto varias veces.
  •  Mientras estas acostado con la espalda plana sobre el piso, las rodillas flexionadas y las plantas de los pies bien apoyadas, trata de despegar la cintura del piso sin levantar la cola y luego vuelve a bajar lentamente (aguanta 10 a 30 segundos). Repite esto varias veces.
  •  Ahora repite el ejercicio anterior pero esta vez sí levanta la cola del piso y vuelve a bajar lentamente, hasta apoyar toda la espalda nuevamente(aguanta 10 a 30 segundos). Repite esto varias veces.
  •  De rodillas y apoyando las palmas en el piso, pon la espalda recta como formando una mesita, baja la cintura lo más que puedas y finalmente inclínala hacia arriba sin despegar las manos ni las rodillas del piso. Repite esto varias veces.
  •  Sentado sobre una silla sin respaldo, cruza una pierna sobre la otra y gira la cintura y los hombros primero hacia un lado y luego hacia el otro. Repite este ejercicio cruzando la otra pierna.
  •  Sentado sobre una silla sin respaldo, con los pies bien apoyados en el suelo y la espalda derecha, trata de juntar los hombros por detrás, mantente unos 5 a 10 segundos y vuelve a la posición normal. Repite este ejercicio varias veces.

Buena Postura Buena Postura

Buena Postura

tabla-de-ejercicios-de-suelo-para-fortalecimiento-general-nivel-basico tabla-de-ejercicios-de-suelo-para-fortalecimiento-general-nivel-basico

tabla-de-ejercicios-de-suelo-para-fortalecimiento-general-nivel-basico

Para evitar el dolor de espalda – y mantener los músculos fuertes – es recomendable que hagas ejercicio y evites llevar un estilo de vida sedentario.

La mala postura afecta cómo caminas, corres, saltas, levantas pesos y cualquier cosa que hagas. Si tienes hombros redondeados, tus brazos estarán ligeramente orientados hacia la parte delantera de tu cuerpo en lugar de situarse en línea junto a tu cuerpo. Con eso, si levantas los brazos de costado por encima de tu cabeza, estás levantando hacia arriba y por delante de tu cuerpo. Esto cambia el movimiento muscular y la trayectoria del movimiento.