Dra. Carla Pino

Si no quiere sexo contigo, no es necesariamente infidelidad. ¡Ojo!

En la sociedad se ha marcado el concepto de que el hombre todo el tiempo presenta un libido alto, y no es así, la experta dice que el deseo sexual es distinto en cada ser humano.

Esta sensación del cuerpo que nos invita a un acto de intimidad muchas veces se apaga en la pareja y ponen barreras tales como:

  • Utilizas a tu hijo y lo llevas a la cama para buscar una excusa para no tener relaciones.
  • Existen personas que no se desprenden de su familia emocionalmente. Estar lejos de ellos le impide tener intimidad. La solución aquí es ir a terapias.
  • Culpabilidad uno al otro cuando no se tiene plenitud total o no se llega al orgasmo.
  • Los traumas de tu pasado que traen recuerdos. Aquí también se debe ir a terapias.
  • El estrés, la angustia, cansancio, falta de sueño.
  • La pareja está tomando medicamentos que bajan los niveles de deseo de intimidad
  • Niveles hormonales
  • Desconexión ante ciertos aspectos del sexo, desacuerdo con la pareja.

La pareja debe buscar y crear situaciones para estar juntos, comunicarse, romper esa barrera que los separa. No se debe enfocar la infidelidad hasta conocer realmente cuáles son los factores que los afectan.