Autoridad del Canal de Panamá - Programa de Incentivos Económicos Ambientales. Autoridad del Canal de Panamá - Programa de Incentivos Económicos Ambientales.

Empresas que hacen la diferencia

Autoridad del Canal de Panamá - Programa de Incentivos Económicos Ambientales.

El Canal de Panamá, con asesoría técnica del MIDA, aplica desde 2009 el Programa de Incentivos Económicos Ambientales, PIEA, para proteger la cuenca hidrográfica del Canal, su cobertura boscosa y el uso adecuado de la tierra a través de proyectos de reforestación. Todo esto con el objetivo de garantizar los recursos hídricos naturales para la operación de la vía interoceánica y para el consumo humano.

Las subcuentas de ríos como Cirí Grande y Trinidad son afluentes del Lago Gatún, el cual provee agua a los centros más poblados de la ciudad de Panamá, es esencial para la operación del canal y para el tránsito de embarcaciones por la vía interoceánica.

Razones suficientes para que el PIEA incluyera a los productores de café de las subcuentas de Cirí Grande y Trinidad, distrito de Capira, provincia de Panamá Oeste, para garantizar la protección de esa cuenca hidrográfica. El Canal de Panamá venía trabajando desde 2004 con un grupo de caficultores de la zona para brindarles asesoría técnica. En 2009, al incluirlos en el PIEA, la labor se hizo más intensiva e incluyó incentivos económicos.

El acompañamiento busca que los caficultores trabajen de forma organizada; manejen la siembra, la producción y el tratamiento del café de una manera sostenible; la producción sea de alto rendimiento y la comercialización de café robusta sea exitosa. Simultáneamente, se desarrolla la labor de reforestación en terrenos que habían sido deforestados por actividades ganaderas.

Los resultados del programa han sido positivos. Antes de su ejecución había un promedio de 650 productores pequeños de café. Ahora hay 1700. Los rendimientos de producción también reflejan cifras positivas, pasaron de 5 a 12 quintales por hectárea.

El PIEA ha introducido técnicas adecuadas de secado y pilado. Los productores acostumbraban secar el grano en el piso, en lonas o en plásticos, al aire libre, expuesto a pisadas de animales del lugar. Hoy utilizan secadores artesanales elevados del suelo. La mayoría vendía sus cosechas sin pilarlas. Hoy usan una piladora eléctrica de motor.

Los resultados también se han visto reflejados en la salud de los bosques de la región. La tasa de deforestación bajó a cero; los pequeños parches de bosques deforestados son compensados con la regeneración natural y, principalmente, con reforestaciones que se realizan en el área.

Para fortalecer aún más la actividad, además del programa del PIEI, en 2013 los caficultores crearon la Asociación de Productores de Café de las Subcuencas de los Ríos Cirí y Trinidad del Canal de Panamá (ACACPA) para comerciar el grano y fomentar una conciencia ambiental.

Como asociación cuentan con 2,200 hectáreas sembradas con un millón de plantones de café robusta, y han vendido sus primeros mil quintales de grano seco y pilado a torrefactoras como Café Tute, Café Durán y Café Olimpo.

Recientemente, un grupo de productores dio un paso más creando la marca Cuencafé. Son 61 socios y dueños de la marca que les permitirá comercializar el grano de forma masiva y también procesarlo. En las Gaitas, distrito de Capira, los socios inauguraron una planta procesadora de café, con una tostadora, una moledora y una selladora del producto terminado.