Ciencia

Arqueólogos encuentran una inscripción china de 4 mil años de antigüedad