Variedad

Saint Laurent, rebelde e irreverente, solo viste a las más atrevidas