De todo un poco

Un vino de Borgoña se consagra como el más caro del mundo