Noticias

Atrás quedaron los días en que no había espacio para colocar la ropa.

Por Xenia de León

Ahora los estantes están vacíos. Sus mayores clientes están confinados y en teletrabajo.