¡Muy mal! Tecnología de reconocimiento facial conduce al arresto por error de un hombre

Imagen con fines ilustrativos
Imagen con fines ilustrativos / MARTIN_MACAGNO

Siempre se dice que el desarrollo de la tecnología vino mejorar la vida de toda la sociedad gracias a las innovaciones en todas sus ramas desde la industria, la medicina, el internet y la seguridad. Sin embargo, a pesar de sus avances, la tecnología no es infalible y en ocasiones termina perjudicando a las personas, como le sucedió a un hombre afroamericano en Estados Unidos.

El hecho ocurrió en el estado de Louisiana, cuando un hombre fue inculpado erróneamente de robar varios bolsos en una casa de empeño por un valor de más de 10,000 dólares.

Randall Reid, de 28 años, fue detenido el pasado mes de noviembre en el condado de DeKalb, Georgia, bajo una orden de arresto por fugitivo al ser vinculado con el robo de varios bolsos de lujo que se dieron a 1,051 kilómetros de distancia en dos localidades en el estado de Louisina (Jefferson Parish y Baton Rouge), según informaron los medios locales.

Las autoridades dieron con Reid gracias al uso del reconocimiento facial. Sin embargo, la tecnología falló y fue inculpado por error.

"Me dijeron que tenía una orden de arresto en Jefferson Parish. Pregunté: '¿Qué es Jefferson Parish?'", recuerda Reid, asegurando que nunca ha estado en ese estado y mucho menos es culpable de robo.

Tras pasar seis días en custodia, Reid fue liberado el 1 de diciembre. Según Calogero, el sheriff del condado de Jefferson Parish admitió tácitamente su error y retiró la orden de arresto. "Creo que se han dado cuenta de que atrapar delincuentes con tecnología de reconocimiento facial es muy arriesgado", aseguró.

Supuestamente, las autoridades ordenaron la captura de Reid justificando que estaba entre los tres hombres involucrados en otro robo de una cartera de lujo la misma semana.

No obstante, las diferencias en la apariencia física, como un lunar en la cara de Reid, llevaron a las autoridades a anular la orden judicial, señaló el abogado, que además destacó una diferencia de 18 kilos entre su cliente y el ladrón captado en los videos de vigilancia.

El caso ha llamado la atención sobre el uso de las tecnologías de reconocimiento facial que, según algunos especialistas, destaca las disparidades raciales. Además, algunos estudios han demostrado que el uso de estos recursos da como resultado una mayor tasa de identificación errónea de personas de color que de personas blancas, recoge la agencia AP.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats