Trabajadores de centros de datos y proveedores de servicios, superhéroes de la Pandemia

Trabajadores de centros de datos y proveedores de servicios, superheroés de la Pandemia
Trabajadores de centros de datos y proveedores de servicios, superheroés de la Pandemia / Foto/Archivo

Frente al escenario de la pandemia por la COVID-19, las compañías se vieron obligadas a operar de manera remota y sus clientes a migrar a transacciones y actividades digitales, tanto desde las operaciones bancarias, compras y educación hasta la atención médica.

Toda esta serie de drásticos y acelerados cambios, hicieron que los miembros del personal en los centros de datos y otras instalaciones de misión crítica, salieran del anonimato para convertirse en trabajadores esenciales.

Y es que, ellos corrieron, el riesgo de contagiarse al ir a trabajar para mantener las actividades comerciales en marcha, uniéndose de esta manera a las filas de otros “superhéroes” de la pandemia.

Como muchos otros en la industria de centros de datos críticos, Vertiv fue declarado como un proveedor de servicios esenciales por la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) de EE.UU., y los miembros de su equipo fueron considerados como trabajadores esenciales debido a sus soluciones de misión crítica que ayudan a mantener a los centros de datos, telecomunicaciones y otras infraestructuras críticas en funcionamiento.

“En mis más de 35 años que tengo en atender a clientes de misión crítica y proporcionarles soluciones de servicios esenciales, no recuerdo un momento en el que estos trabajadores esenciales estuvieran sometidos a tales presiones, pero que también se les reconocieran sus contribuciones con la continuidad empresarial”, expresó Francisco Sales Francisco Sales, director de servicios para Latinoamérica de Vertiv.

A partir de los principios de otro superhéroe, Vertiv reconoció que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Para proteger a sus trabajadores y clientes, han implementado políticas y procedimientos mientras siguen ofreciendo servicios.

Esto significa que esta filial y sus socios han tenido que realizar cambios para garantizar la seguridad, como introducir nuevas soluciones y protocolos de servicio que reduzcan, entre otros factores de riesgo de contagio, la necesidad de las visitas para servicio de campo. Y cuando dan mantenimiento al equipo del cliente in situ, hacen un mayor esfuerzo para emplear el mismo personal en una ubicación específica y así limitar el riesgo mediante el control del número de individuos que ingresan al entorno.

La compañía que cuenta con 17 sucursales solo en Brasil y dispone de técnicos en 35 mercados locales en América Latina. ha reducido significativamente la necesidad de trasladarse para brindar asistencia y, por lo tanto, los riesgos de contagio relacionados con las visitas.

Estas medidas concuerdan con las recomendaciones del Uptime Institute en cuanto a minimizar los riesgos en las instalaciones de misión crítica, además de cancelar o posponer actividades que representen riesgos de contagio o no sean esenciales.

"Hemos implementado una política de cuarentena voluntaria para que los trabajadores se queden en casa como medida preventiva en caso de que presenten algún malestar o un miembro familiar esté enfermo. De acuerdo con este plan, los trabajadores pueden elegir trabajar desde el hogar si sus labores se pueden llevar a cabo de manera remota. Contamos con equipos de emergencia", puntualizó Sales.