TVN plus En vivo

Destinos asiáticos preparan el regreso de los turistas chinos

Turismo en Asia

Videoperiodistas documentan el eclipse lunar desde Tokio, Japón
La noche cae en Tokio y varias personas observan los edificios iluminados / AFP
AFP
06 de enero 2023 - 06:17

Tokio, Japón/"Ni hao". En Tokio, en el turístico barrio de Asakusa, el caricaturista Masashi Higashitani desempolva sus nociones de chino ante la esperada llegada de viajeros del gigante asiático tras el fin de las cuarentenas obligatorias impuestas por Pekín.

"Solíamos decir 'ni hao' (hola, en chino) todo el tiempo", dice el hombre mientras esboza un retrato.

Antes de la pandemia, el número de turistas chinos que visitaban el archipiélago nipón se había disparado de 450.000 en 2003 a casi 9,6 millones en 2019, convirtiéndose en el mercado más importante.

Como un 20% de sus clientes en esa época procedían del gigante asiático, Higashitani y sus empleados aprendieron algunas frases en mandarín para comunicarse.

Aunque está impaciente por reencontrarse con estos turistas, el dibujante teme que una llegada masiva "supere sus capacidades", dado que tuvo que reducir sus efectivos debido al covid.

"Me preocupa también que tengamos que ser más prudentes en las medidas antivirus", explica a la AFP.

China sorprendió al mundo al anunciar a finales de diciembre el levantamiento de las cuarentenas obligatorias para entrar a su territorio a partir del 8 de enero.

Sus ciudadanos se abalanzaron a reservar billetes de avión hacia Macao, Hong Kong, Japón, Tailandia o Corea del Sur.

En medio de una explosión de contagios en el gigante asiático, algunos destinos acogieron la apertura con desconfianza e impusieron restricciones a las llegadas de ese país, como la obligatoriedad de presentar un test PCR negativo.

Pero estos turistas representan unos ingresos nada despreciables. Antes de la pandemia, China aportaba un tercio de los visitantes de Corea del Sur y era uno de los tres principales mercados de Tailandia e Indonesia.

"No es el momento"

En su crepería en el popular barrio Myeongdong de Seúl, Son Kyung-rak ya prepara la acogida de esta marea de viajeros.

"Buscamos contratar y aumentar las existencias", asegura."Los turistas chinos son nuestros principales clientes. Mientras más seamos, mejor".

Las autoridades surcoreanas son más reservadas.

La ausencia de chinos "ha sido un golpe duro para nuestra industria turística", reconoce Yun Ji-suk, responsable del Ministerio de Cultura.

"Pero no es el momento de ser activo a nivel turístico a causa de la situación actual vinculada al covid", matiza.

Corea del Sur ha limitado los vuelos procedentes de China. Además, los viajeros procedentes de ese país, incluidos los de Macao y Hong Kong, deberán presentar un test negativo de covid antes de embarcar.

Los que hayan partido de China continental deberán someterse a otra prueba al aterrizar.

Japón tomó medidas similares para los viajeros procedentes de China continental pero, de momento, ha dejado al margen a las dos ciudades semiautónomas.

"Completo"

Otros destinos importantes como Indonesia, que acogía dos millones de chinos cada año antes del covid, decidieron no imponer ninguna restricción.

Los restauradores en la paradisíaca isla de Bali esperan un repunte de la llegada de chinos y confían en poder colgar nuevamente el cartel de "completo" en sus establecimientos.

"Antes de la pandemia, teníamos muchos clientes chinos (...) Al menos de 100 a 200 al día", recuerda a la AFP Kadek Sucana, que dirige un restaurante de marisco en Jimbaran.

Pero aunque Pekín ha flexibilizado su política sanitaria, los viajes en grupo organizados por agencias todavía están vetados y las compañías aéreas no han tenido tiempo de adaptarse a la nueva demanda.

Por ello, los destinos asiáticos auguran un regreso paulatino de estos turistas.

Indonesia no espera más que 250.000 visitantes chinos en 2023, lejos de las cifras precovid.

Y Tailandia confía en acoger a cinco millones, la mitad de los que llegaron en 2019, a pesar de que el reino tampoco impuso restricciones a los visitantes chinos.

El sector turístico representa casi un 20% de la economía tailandesa y estaba respaldado principalmente por los viajeros del gigante asiático.

"Es una oportunidad de restaurar nuestra economía y de recuperarnos de las pérdidas que hemos sufrido durante casi tres años", según el ministro de Sanidad Pública, Anutin Charnvirakul.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats