Un mecanismo de la CIDH sigue atento el juicio a una defensora de DDHH en Nicaragua

Desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018, Nicaragua se encuentra en una crisis que ha dejado 328 muertos en 16 meses, según la CIDH, que a través del Meseni responsabiliza al Gobierno por cometer crímenes "de lesa humanidad" durante el conflicto.
Desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018, Nicaragua se encuentra en una crisis que ha dejado 328 muertos en 16 meses, según la CIDH, que a través del Meseni responsabiliza al Gobierno por cometer crímenes "de lesa humanidad" durante el conflicto. / EFE
Efe
23 de agosto 2019 - 14:41

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó este viernes que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), bajo su jurisdicción, sigue "con atención" el juicio contra una defensora humanitaria en este país en el marco de la crisis sociopolítica.

El juicio contra la abogada de la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), María Oviedo, se ha vuelto emblemático en Nicaragua, ya que para algunos demuestra el interés del Gobierno en no llevar a la justicia a funcionarios abusivos.

"El Meseni, de la CIDH, sigue con atención el comienzo del juicio contra María Oviedo (...) en un contexto de intensificación del asedio a defensores de derechos humanos en Nicaragua", informó el organismo.

Oviedo, cuyo juicio hoy fue pospuesto para el 29 de agosto, es acusada por obstrucción de funciones y agresión a la autoridad, ya que el 26 de julio pasado abofeteó al policía Óscar Danilo López cuando este supuestamente la trató de manera indebida.

La abogada y la CPDH sostienen que ella actuó "como mujer empoderada", ya que el agente supuestamente violó los procedimientos al tocarla de forma no adecuada.

La Corte Suprema de Justicia aceptó la propuesta del Ministerio Público, de que la licencia sea suspendida a Oviedo, en caso de ser declarada culpable.

Oviedo forma parte del equipo de la CPDH que defiende a cientos de opositores acusados de terrorismo y otros delitos, por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, quien se dice víctima de un "golpe de Estado fallido".

Tanto la CPDH como diversos grupos opositores creen que la acusación contra Oviedo es parte de una estrategia del Gobierno para eliminar el trabajo de los defensores de los derechos humanos.

"La CIDH llama al Estado a evitar la criminalización de defensores con cargos desproporcionados", sostuvo el organismo regional.

Oviedo, al igual que el resto de defensores de los derechos humanos en Nicaragua, gozan de medidas cautelares extendidas por la CIDH, para su protección, pero estas no han sido respetadas por el Gobierno de Ortega, según los opositores.

Desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018, Nicaragua se encuentra en una crisis que ha dejado 328 muertos en 16 meses, según la CIDH, que a través del Meseni responsabiliza al Gobierno por cometer crímenes "de lesa humanidad" durante el conflicto.

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos en Nicaragua han contado hasta 595 muertos en medio de la crisis, frente a los 200 que reconoce el Gobierno.

Temas relacionados

stats