Piden posponer la audiencia de Alejandro Toledo en EE.UU. hasta el 7 de agosto

En la imagen, el expresidente de Perú Alejandro Toledo.
En la imagen, el expresidente de Perú Alejandro Toledo. / EFE
Efe
25 de julio 2019 - 14:46

La Fiscalía de Estados Unidos pidió este jueves al juez que lleva el caso sobre la extradición del expresidente de Perú Alejandro Toledo a su país, donde está acusado de corrupción, que posponga la próxima audiencia hasta el 7 de agosto, en lugar de este viernes, para cuando estaba prevista.

En una petición presentada este mismo jueves ante la corte y a la que tuvo acceso Efe, la Fiscalía indicó contar con el apoyo de la defensa de Toledo para solicitar un cambio de fecha que permita disponer de más tiempo para obtener información financiera del expresidente.

Las partes indicaron que estos documentos financieros podrían ser "relevantes" en el proceso de asignación de un nuevo defensor de oficio para Toledo, cuyo abogado durante la audiencia del pasado viernes, Joseph Russoniello, anunció ese mismo día que renunciaba a seguir con el caso.

Ahora será el turno del magistrado federal Thomas S. Hixson, del Distrito Norte de California, con sede en San Francisco, de decidir si accede o no a la petición de cambio de fecha, algo que se conocerá en las próximas horas.

El pasado viernes, Hixson determinó que el exmandatario (2001-2006) permaneciera encarcelado mientras dura el juicio al hallar riesgo de fuga y denegarle la libertad bajo fianza y recalcó el hecho de que cuando fue detenido la semana pasada se encontró en su casa un maletín con 40.000 dólares en efectivo.

Además, el juez tuvo en consideración los argumentos de la Fiscalía estadounidense, que se opuso a la libertad bajo fianza al esgrimir que Toledo carece de vínculos personales con EE.UU. y que un posible destino para fugarse sería Israel, ya que su esposa, Éliane Karp, tiene nacionalidad de ese país.

"Sería un fracaso diplomático significativo para Estados Unidos que Toledo se escapara", aseguró Hixson al anunciar su decisión de mantenerlo en prisión.

Toledo está acusado de haber recibido hasta 35 millones de dólares de Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú cuando aún era presidente, y ha pasado los últimos dos años prófugo de la Justicia peruana en EE.UU., donde reside en la localidad de Menlo Park (California, cerca de San Francisco).

El expresidente siempre ha defendido que las acusaciones en su contra son una mentira, fruto de la "persecución política" que sufre por parte de sus "enemigos", aun cuando cada vez se corroboran más pruebas que apuntan a que recibió grandes cantidades de dinero de Odebrecht y utilizó mecanismos de blanqueo de dinero para ocultar su origen.

Temas relacionados

Si te lo perdiste
stats