Vacunas en Panamá: ¿Contra qué enfermedades protegen y a qué edades?

Vacunas en niños

A partir de los 12 días de nacidos se empieza la vacunación del niño
A partir de los 12 días de nacidos se empieza la vacunación del niño / MINSA

Ciudad de Panamá, Panamá/¿Alguna vez se ha preguntado por qué los bebés reciben vacunas desde el día en que nacen? Hay una gran razón, los infantes son los que más necesitan protección. Las vacunas les proporcionan inmunidad antes de que estén expuestos a enfermedades mortales.

De todos los grupos de edad, los bebés son hospitalizados con más frecuencia y a veces mueren por enfermedades que se pueden prevenir con vacunas. Es por ello que la mayoría de las vacunas infantiles se recomiendan aplicarlas en los primeros 12 a 18 meses de vida del niño.

Itzel de Hewitt, coordinadora nacional del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Ministerio de Salud (Minsa) señaló que Panamá tiene un esquema de 25 vacunas de rutina, que no solo cubren la población infantil, sino también a toda la población, ya que el país dejó de ser el programa de vacunación dedicado solo a la niñez.

Las primeras vacunas de un bebé

Cuando inició el programa de vacunación en los años 70, era binomio madre e hijo, sin embargo, es importante destacar que las vacunas nos hacen exponer un cerco epidemiológico en la población infantil. Cuando nace el bebé, hay dos vacunas muy importante. La primera se aplica en las primeras 12 horas que es la vacuna de la hepatitis B.

¿Por qué se aplica esta vacuna de hepatitis B? por la simple razón de que el Estado le conviene vacunar a los neonatos que comprar reactivos para detectar a todas las mujeres que den a luz, si son o no portadoras de hepatitis. Si en tal caso al bebé no se le aplica la vacuna durante las primeras doce horas, tendrá que esperar a los dos meses que inicia el esquema de vacunación con la vacuna hexavalente que contienen seis vacunas en una. Las vacunas hexavalentes se aplican cuatro dosis (la primera dosis a los 2 meses, segunda dosis a los 4 meses, tercera dosis a los seis meses y el último refuerzo a los 18 meses)

Hewitt, detalla que a los dos, cuatro y seis meses inician con la vacunación hexavalente que protegen contra la difteria, tétano, tosferina, hepatitis B, hemophilus y el polio inactivado.

"A los dos meses casamos neumococo, hexavalente y rotavirus", reiteró Hewitt.

A los cuatro meses se le colocan tres vacunas nuevamente que son: hexavalente, segunda dosis de neumococo y rotavirus, esta última se aplican solo dos dosis.

A los seis meses continúan con las vacunas hexavalentes. A esa edad no le aplican las vacunas del neumococo ni la del rotavirus, pero aprovechan para aplicarle la primera dosis de influenza.

A los siete meses nuevamente se le cita al bebé con un intervalo de un mes para la segunda dosis de la vacuna de la influenza a los niños menores de un año. "Si el niño no puedo aplicarse la vacuna a los siete meses puede hacerlo a los ocho, nueve o diez meses, pero debe tener esta dosis antes de que cumpla el año", aclaró Hewitt.

Esto quiere decir que cuando el niño tenga 11 meses debe tener seis vacunas: (las 2 vacunas de recién nacido, las hexavalente, neumococo, rotavirus y por último la influenza)

Vacunas que se aplican a partir del año

Cuando llega a los doce meses (un año de nacido), se inicia con el refuerzo del neumococo, además de la primera dosis de hepatitis A, papera y rubiola.

A los 15 meses se le aplica la vacuna contra la varicela y también se aplica la vacuna contra fiebre amarilla, si en tal caso el niño vive en Darién, Guna Yala o Panamá Este, ¿por qué esas áreas? Hewitt explicó que se le aplican a los niños que residen en esas áreas porque Panamá es considerado de "riesgo en fiebre amarilla", ya que tiene el vector, aunque no se ha reportado casos en los últimos años.

"Como tenemos el vector de la fiebre amarilla estamos en la lista negra y ahora mismo se está haciendo un estudio en el Instituto Gorgas para sacar a Panamá de esta lista. La vacuna de fiebre amarilla se pone una y es para toda la vida", detalló Hewitt.

Itzel de Hewitt recordó que la vacuna de la influenza se le debe aplicar todos los años a los niños.

"A los 18 meses se aplican los refuerzos de las vacunas y los últimos refuerzos lo aplican a entre los cuatro a cinco años con la última dosis de polio que es inyectada, con la de difteria, tétano, tosferina y varicela, ya de ahí el niño pasa a la escuela", añadió Hewitt.

Las vacunas terminan hasta los cinco años, de ahí explica Hewitt que esperan hasta los diez años para aplicarle los refuerzos del papiloma y la vacuna de la TDAP (se trata de la vacuna que combina la protección contra el tétano, la difteria y la tosferina).

Ahora con el tema del COVID-19, se añadió esta vacuna a los niños, que hasta el momento en Panamá la dosis es a partir de los cinco años, pero el Ministerio de Salud se encuentra trabajando para conseguir las dosis para infantes de seis meses hasta los cuatro años, que por momento esta población se encuentra desprotegida, añadió la encargada del PAI.

Si te lo perdiste
stats