Los países acumulan reservas contra el coronavirus, que obliga a cerrar escuelas en Italia

Los países acumulan reservas contra el coronavirus, que obliga a cerrar escuelas en Italia
Los países acumulan reservas contra el coronavirus, que obliga a cerrar escuelas en Italia / AFP
Afp
04 de marzo 2020 - 22:24

Varios países intentaban controlar este miércoles sus reservas de mascarillas y material de protección, indispensables para el personal sanitario que lucha contra la epidemia de coronavirus, que llevó al gobierno italiano a ordenar el cierre de escuelas durante dos semanas.

Italia, primer foco europeo de la epidemia, donde se produjeron 107 decesos y 3.089 casos, tomó medidas excepcionales: el cierre de todas las escuelas y universidades a partir del jueves y hasta el 15 de marzo.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, no ha descartado que los hospitales acaben desbordados "si se da un crecimiento exponencial" de los casos graves. "No solo Italia sino ningún país del mundo podría afrontar una situación así", advirtió.

Ante la fuerte demanda de geles desinfectantes, mascarillas, guantes y trajes de protección, Francia decidió confiscar las reservas y la producción de mascarillas y Rusia y Alemania prohibieron el miércoles la exportación de material médico de protección.

La enfermedad de COVID-19 afecta ya a 81 países y territorios y ha contagiado a más de 94.000 personas y causado más de 3.200 muertes en todo el mundo.

En este contexto, el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, habló por primera vez de "pandemia" cuando dijo que "la epidemia de coronavirus en China [se había] transformado en una "pandemia mundial".

Por otro lado, ante el declive del tráfico aéreo causado por la epidemia, la aerolínea Lufthansa anunció el miércoles que mantendrá en tierra a 150 de sus aviones, una quinta parte de su flota.

La falta de equipamiento en China, donde apareció la epidemia en diciembre y ha causado desde entonces más de 3.000 muertes, provocó el contagio de miles de trabajadores sanitarios y la muerte de varias decenas de ellos, lo que está llevando a dedicar plantas de fabricación de pañales, chaquetas y teléfonos móviles para fabricar mascarillas y trajes de protección.

Frente al riesgo de que se disparen los contagios, las autoridades cancelan o aplazan cualquier acto que implique a un gran número de personas.

En Londres, los productores de la nueva entrega de James Bond, "No time to die" ("Sin tiempo para morir") anunciaron que aplazarán su estreno mundial, previsto en abril, a noviembre.

Las competiciones deportivas también se han visto afectadas: en Italia, todos los partidos, incluidos los de fútbol, deben celebrarse a puerta cerrada hasta el 3 de abril.

Dos grandes eventos deportivos están en suspenso: la Eurocopa (del 12 de junio al 12 de julio) y los Juegos Olímpicos de Tokio (24 de julio al 9 de agosto).

Por su parte, Arabia Saudita ordenó la suspensión "temporal" de la peregrinación de la "Umrah", que se puede realizar en cualquier momento del año.

En Francia, el santuario de Lourdes, visitado cada año por millones de personas, anunció el cierre de sus piscinas, donde se sumergen anualmente 350.000 peregrinos en busca de un milagro.

El Louvre, el museo más visitado del mundo, que cerró el domingo, reabrió sin embargo este miércoles.

"Respuesta global"

En el plano económico, las organizaciones internacionales intentan frenar el impacto.

La presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, declaró el miércoles que la crisis sanitaria requiere "una respuesta global", mientras que los países miembros de la institución prometieron brindar "todo el apoyo necesario para limitar el impacto" de la epidemia, "convencidos" de su capacidad para "restaurar el crecimiento".

La Reserva Federal estadounidense recortó por sorpresa el martes sus tasas de interés de referencia, una medida inédita desde la crisis financiera de 2008.

El Banco Mundial anunció un plan de emergencia de 12.000 millones de dólares para ayudar a los países a contener la epidemia.

Aunque es demasiado pronto para cuantificar con precisión el impacto económico del coronavirus, el FMI confirmó que, en 2020, el crecimiento mundial sería "inferior" a 2019, pero precisó que era "difícil predecir" cuánto.

Disminuyen los nuevos casos en China

El virus sigue propagándose por el mundo, pero el ritmo de contagios disminuyó en dos de los países más castigados: China y Corea del Sur.

En Irán, 92 personas fallecieron por la enfermedad y se registraron 2.922 casos, 586 de ellos en las últimas 24 horas.

España anunció este martes su segundo muerto, un hombre de 82 años que tenía enfermedades crónicas, según las autoridades.

Cada vez quedan menos países a salvo de la epidemia. Chile, Argentina, Polonia, Senegal, Hungría, Eslovenia y el territorio británico de Gibraltar, al sur de España, anunciaron sus primeros casos. También se detectaron dos casos dentro de las instituciones europeas. Irak anunció un muerto.

En Estados Unidos, donde se detectaron un centenar de casos y 11 muertes, el Congreso decidió desbloquear más de 8.000 millones de dólares contra la epidemia.

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia después de anunciar que un paciente murió por el coronavirus cerca de la capital, Sacramento, la primera víctima registrada fuera del estado de Washington.

Además, Israel (donde hay 15 casos), en previsión del aumento de visitantes con motivo de la Pascua judía, que empieza dentro de un mes, decidió ordenar un aislamiento de dos semanas para los viajeros procedentes de Francia, Alemania, Suiza, España y Austria.

Temas relacionados