Australia recurre a la 'vieja escuela' para concentrarse en Qatar 2022

Copa Mundial Catar

El técnico de  la selección de Australia, Graham Arnold (c), conversa con sus dirigidos
El técnico de la selección de Australia, Graham Arnold (c), conversa con sus dirigidos / Rungroj Yongrit
AFP
02 de diciembre 2022 - 09:06

Valores 'old school', un rechazo frontal a las redes sociales y métodos tradicionales de gestión del grupo: esa ha sido la fórmula de Australia para superar la fase de grupos del Mundial-2022 y con ella espera también poder poner en apuros, o incluso sorprender, a la Argentina de Lionel Messi en octavos de final.

El seleccionador 'aussie' y exdelantero del equipo nacional, Graham Arnold, detesta especialmente las redes sociales y todo lo que conllevan.

"Uno ve a perdedores que logran algo y obtienen un gran resultado, y entonces lo celebran, y se emocionan mucho", explicó Arnold después de que Mathew Leckie marcara el gol de la victoria contra Dinamarca (1-0) el miércoles, que permitió quedarse con el segundo puesto del grupo D por sorpresa.

"Están en las redes sociales hasta las cuatro o cinco de la mañana leyendo todos esos comentarios y palmaditas en la espalda, todo eso", explicó. "Llevo en esto el tiempo suficiente para saber que lo más importante es la recuperación, el sueño y asegurarte de que haces todo para estar listo para el siguiente partido", sentenció.

Las expectativas de Australia en este Mundial no parecían muy elevadas y todavía menos después de caer 4-1 en el debut ante Francia. Pero las victorias posteriores ante Túnez y Dinamarca abren la puerta de los octavos. La generación actual puede así emular al grupo de Alemania-2006, cuando Harry Kewell, Tim Cahill y Mark Viduka pudieron llevar al equipo hasta esa misma ronda.

Graham Arnold tenía claro que el plantel actual podía ser una "nueva generación de oro" y con ese objetivo diseñó la puesta a punta del equipo.

Cuando le dijeron que el seleccionador inglés, Gareth Southgate, había dicho que recompensaría a sus jugadores permitiéndoles tomar un gran batido, a Arnold le preguntaron si él también pensaba permitir alguna licencia similar. Sonrió entonces y levantó una botella de agua.

Y justo después continuó con su particular cruzada contra las redes sociales.

"Si leen cosas negativas, no van a dormir bien", insistió.

"Así que siempre les digo a los chicos que se rían antes de ir a dormir, escuchen la música que les guste, que sea música australiana, y sean felices antes de dormir", indicó.

- Ayudante de Hiddink -

Graham Arnold, o 'Arnie' como le llaman algunos, es en el fútbol actual una especie de dinosaurio pero al que la estrategia le está dando la razón.

Aboga una y otra vez con el trabajo duro, la capacidad de lucha y la "mentalidad adecuada".

En su etapa como jugó en los años 1990 en Países Bajos (Roda, NAC Breda), Bélgica (RFC Lieja, Charleroi) y Japón (Sanfrecce Hiroshima), además de en Australia.

No es un recién llegado a los banquillos. Llegó al cargo en 2018, pero antes ya fue ayudante de Guus Hiddink cuando el técnico neerlandés era seleccionador de los 'Socceroos' y consiguió aquella recordada clasificación a octavos en el Mundial de 2006. En aquellos octavos, el equipo plantó cara a Italia -la futura campeona-, que sufrió para imponerse 1-0.

El sábado, ante Argentina y ante Messi, Graham Arnold espera que sus jugadores no se dejen impresionar y mantengan la calma.

"Por mucho que intente reírme y mantenerlos contentos, hubo algunos nervios (en el último partido ante Dinamarca) porque la mayoría de estos jugadores no han estado antes en esta posición y esto una experiencia nueva para ellos", estimó.

Su experiencia parece por lo tanto clave para seguir guiando a los jugadores por el buen camino en Catar-2022 e incluso dar la gran sorpresa el sábado ante la Scaloneta.

Si te lo perdiste
stats