Euforia en Marruecos por el pase de su selección a cuartos de Qatar 2022

Copa Mundial Catar

Fanáticos en Rabat, Marruecos, celebran la clasificación de los 'Leones del Atlas' a los cuartos de final
Fanáticos en Rabat, Marruecos, celebran la clasificación de los 'Leones del Atlas' a los cuartos de final / JALAL MORCHIDI
AFP
06 de diciembre 2022 - 15:25

El templo futbolístico de Marruecos, Casablanca, y su plácida capital, Rabat, estallaron de júbilo este martes tras la histórica clasificación de su selección nacional para cuartos de final del Mundial a costa de España (0-0, 3-0 en penales).

Al final de un suspense insoportable, cánticos, gritos, lágrimas, bengalas y un estridente sonido de cláxons celebraron la clasificación, al término de la tanda de penales, de los Leones del Atlas, el primer equipo árabe que alcanza esta fase de la competición.

"Éramos millones apoyando a Marruecos. Este equipo representa un espíritu, una unión", dijo exultante Imad Aït Ounejjar, encargado de un concurrido restaurante de Casablanca.

"Esta victoria es para Marruecos, África, el mundo árabe y todas las naciones que creyeron en nosotros. Estamos orgullosos de ser marroquíes", afirmó.

De hecho, los Leones del Atlas son el último equipo africano o árabe que sigue en liza en Catar.

- Único equipo africano o árabe -

"¡No me lo puedo creer! ¡Este equipo está haciendo milagros! ¡Es tan bonito!", dijo Lamia Afria, de 24 años. "Me siento orgulloso, ¡hemos hecho lo impensable!".

"Mágico". Para todos ellos, es un sueño hecho realidad después de tantos años de espera y frustración.

Los Leones del Atlas nunca habían llegado tan lejos en un Mundial. Antes de la victoria ante España, su mejor resultado en la máxima competición futbolística fue en 1986, cuando alcanzó los octavos de final.

En este restaurante de Casablanca, el ambiente parecía irreal. Los aficionados -hombres y mujeres por igual- envueltos en banderas rojas y con la camiseta verde de la estrella animaron a los Leones hasta el final.

Tras la victoria, todos coreaban al unísono, "¡Que pase el siguiente!" y "¡Dima Maghrib!" ('Siempre con Marruecos')".

En París, varios centenares de hinchas marroquíes acudieron a los Campos Elíseos para celebrar la histórica clasificación de los Leones del Atlas para cuartos de final del Mundial a costa de España, constató un reportero de la AFP.

Los aficionados, vestidos con los colores rojo y verde, se congregaron cerca del Arco del Triunfo entre bengalas y bajo la atenta mirada de numerosos agentes de policía.

El triunfo marroquí también se ha celebrado en Países Bajos, donde la policía tuvo que evacuar dos plazas, en Ámsterdam y Róterdam, después de que se lanzaran fuegos artificiales.

Además, en La Haya, la policía detuvo a tres personas tras pedir a los hinchas que desalojaran una calle de un barrio popular.

Los fanáticos marroquíes bailaron y disfrutaron en las calles
Los fanáticos marroquíes bailaron y disfrutaron en las calles / JALAL MORCHIDI

- "Hermanos y vecinos" -

Este duelo épico ha adquirido visos de derbi: separadas por el estrecho de Gibraltar, las costas españolas distan sólo 14 km de las de Tánger.

Más allá del aspecto puramente deportivo, Rabat y Madrid comparten intereses comunes, tanto económicos como en la lucha contra la inmigración ilegal.

Tras un conflicto diplomático de casi un año en torno al territorio del Sáhara Occidental, ambos vecinos normalizaron sus relaciones a mediados de marzo.

Hoy parecen estar en buena sintonía.

Varios internacionales marroquíes juegan en la liga española, entre ellos el delantero Youssef En-Nesyri y el portero Yassine Bounou (Sevilla), el extremo Ez Abde (Osasuna) y el defensa Jawad El Yamiq (Real Valladolid).

La estrella de la selección Achraf Hakimi, que marcó a lo 'Panenka' el penal decisivo para sellar el pase de su equipo, nació en Madrid y se formó en el Real Madrid.

Pero los Leones del Atlas también han conquistado corazones fuera de las fronteras de Marruecos.

En Siria, Arabia Saudí y en lugares tan distantes como Gaza se produjeron escenas de júbilo tras los partidos de Marruecos en la fase de grupos.

Los aficionados palestinos incluso improvisaron una canción en honor del once marroquí.

Por su parte, los héroes marroquíes posaron en las fotos posteriores al partido con la bandera palestina.

Incluso en el contexto de la aguda crisis entre Marruecos y Argelia, el fútbol consiguió unir a los dos "pueblos hermanos".

"Lejos de todos los trolls odiosos y malintencionados de las redes sociales, el pueblo argelino está detrás del pueblo marroquí (...) Vuestros hermanos y vecinos están con vosotros", escribió el martes la página DZfoot, que cuenta con más de un millón de seguidores en Twitter.

Varios internacionales argelinos también celebraron el logro marroquí en las redes sociales.

Si te lo perdiste
stats