Recomendaciones para evitar excesos en la cena de Navidad y Año Nuevo

Cena de Navidad

Las personas con enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes deben medir el plato con raciones moderadas.

Foto ilustrativa: Adultos disfrutan de una cena
Foto ilustrativa: Adultos disfrutan de una cena / AFP

Las fiestas de Navidad y fin de año suelen ser momentos en que las personas aumentan la ingesta de alimentos, algunos con un alto número de calorías, por lo que es necesario ser precavidos y moderados para no caer en excesos.

José Ramiro López Guevara, presidente de la Fundación Panamá Saludable, compartió con TVN-2.com una serie de recomendaciones para disfrutar de los alimentos sin remordimientos.

En caso de ser una persona que no sufre de exceso de peso, sobrepeso u obesidad y tampoco padece de una enfermedad crónica no transmisible como diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, entre otras, la importancia está en la conducta que se lleve de manera repetitiva el resto del año.

“Una vez al año, en este sentido, no le va a hacer daño a la persona si de repente quiere disfrutar de los platillos que tenga en su mesa. La diferencia principal va a estar en la conducta que tengan los otros días”, aseveró.

Agrega que, si la persona quiere disfrutar del jamón, ensalada, arroz con guandú, dulces, bebidas, la noche del 24 de diciembre o al día siguiente el 25, la noche del 31 y el 1 de enero, no va a haber mucha diferencia en el desarrollo de una enfermedad o en el aumento de peso, si se compara que se está hablando de cuatro días contra 26 días restantes. “O sea que la diferencia va a estar en los otros días, si se mantuvieron estilos de vida saludables".

Cuidados para personas con diabetes o sobrepeso

Sin embargo, la recomendación anterior no aplica para una persona que ya esté luchando con obesidad y sobre todo padezca de una enfermedad crónica transmisible como diabetes, porque “esas enfermedades no se dan días libres”.

“Desbocarnos a consumir todos esos platillos sin mesura, sin control, sin porciones, repetir y en grandes cantidades puede hacer que una persona con alguna enfermedad crónica, principalmente diabetes quede descompensada y amanezca o pase su Nochebuena en una sala de hospital”, acotó.

Ejemplo de la distribución de alimentos en un plato
Ejemplo de la distribución de alimentos en un plato / Cortesía/José Ramiro López Guevara

Para estas personas, López recomienda que midan las porciones según el modelo del plato, que son las guías alimentarias para Panamá, por lo que pueden tomar un plato de nueve pulgadas y dividirlo en cuatro partes, trazando una línea de arriba abajo y una línea horizontal de extremo a extremo, como si dibujara una cruz.

En cada cuarto del plato debe colocar un grupo de alimentos.

Altas cantidades de almidones

En cuanto a las cenas navideñas y de fin de año en Panamá se suele comer altas cantidades de almidones como arroz con guandú, plátanos en tentación, ensalada de papa, tamales y bollos. “Eso es una sobrecarga de almidón y de glucosa para una persona con diabetes”.

La recomendación es que en el plato solo coloque uno de los almidones que va a consumir, un tamal pequeño, en el otro cuarto del plato arroz con guandú o ensalada de papa, no se pueden escoger todos. Además, se añade la fuente de proteína, preferiblemente el pavo o carne blanca, pero si lo que hay es jamón se debe evitar que sobrepase el cuarto del plato y no olvidar las frutas y vegetales que van a dar saciedad.

“Normalmente en estas fiestas no se suelen comer muchos vegetales, pero si se pudieran incluir, pues mucho mejor para tener mejor control glucémico por el aporte de fibra que pueda hacer ese vegetal, pero en caso de que no haya, no rellenar ese espacio del plato con más almidón. Colocar una fruta, unas manzanas o uvas en ese cuarto y de esa forma van a estar comiendo con bastante control, no se van a estar excediendo en las cantidades y en las calorías”, destacó.

López dijo que a parte del modelo del plato está el control del azúcar, sobre todo, los pacientes diabéticos, porque en Nochebuena y Año Nuevo la diabetes no se va a dar día libre, por lo que deben evitar tomar ron ponche, dulces, bebidas gaseosas y en su lugar hacer un licuado natural sin azúcar.

Durante el transcurso del día se puede comer con moderación y seguir las recomendaciones de sus médicos en el desayuno, almuerzo, merienda y solo variar un poco lo que es la cena.

Los famosos recalentados e intoxicaciones

“El problema también está en los famosos recalentados que al día siguiente se suele comer la misma comida de Nochebuena y se suele repetir porque quedan porciones, entonces, se podría comer al día siguiente, pero tratar de recordar el modelo del plato para tener un poquito más de control, sobre todo en los carbohidratos que se van a consumir”, indicó el nutricionista.

López recalcó que se debe tener cuidado con la preparación de alimentos para evitar las intoxicaciones que se suelen darse para estas fechas.

En este sentido, se deben seguir medidas sanitarias al momento de preparar los alimentos, principalmente evitando la contaminación cruzada, que es el pase de bacterias de un producto cocido a un alimento crudo.

Por lo tanto, cuando la persona está preparando el pavo, jamón o pescado en una tabla y luego se usa el mismo implemento para picar vegetales y frutas, se pueden pasar las bacterias.

Recomienda usar diferentes tablas para los diversos alimentos y no mezclar los crudos con los cocidos, porque generaría crecimiento de bacterias y por ende intoxicaciones alimentarias, una de las afecciones que más se atienden en urgencias durante esta época.

Con las preparaciones de ensaladas recomienda no ponerle los aderezos o mayonesa de una vez, sino esperar al momento en que se va a consumir y si va a tener huevo, rectificar que esté bien cocido para evitar intoxicaciones por salmonela.

Temas relacionados

stats