TVN plus En vivo

Pruebas de virginidad y cirugías para la reparación del himen serán prohibidas en Reino Unido

Reino Unido

Pruebas de virginidad y cirugías para la reparación del himen serán prohibidas

Imagen con fines ilustrativos
Imagen con fines ilustrativos / Tomada de www.diariofarma.com
Ana Carolina Barsallo - Periodista digital
27 de enero 2022 - 06:07

Ciudad de Panamá/A pesar que estamos en el siglo XXI, en algunas culturas la 'virginidad' de la mujer continúa siendo un tema de conversación importante, y actualmente es considerado un abuso basado en el honor, por lo que Reino Unido decidió prohibir las pruebas de virginidad y las cirugías que buscan recrear el himen de la mujer.

Según explica el portal de noticias británico, BBC, el gobierno de Reino Unido planea prohibir en todo su territorio la cirugía estética llamada 'himenoplastía', diseñada para recrear el himen de la mujer, que es una membrana delgada que cubre parte de la abertura de la vagina, esta cirugía puede costar hasta 3.000 euros. Al ser una membrana elástica, expertos aseguran que esta podría romperse mientras la niña hace deportes, inclusive hay mujeres que nacen sin él. La Ministra de Atención y Salud Mental, Gillian Keegan, ha dicho que el gobierno está "comprometido a salvaguardar a las mujeres y niñas vulnerables en el país".

El escándalo al rededor de esta insignificante membrana, es que para algunas culturas conservadoras, en su noche de bodas, la mujer debe sangrar después del coito con su ahora esposo, pero la Organización Mundial de la Salud alegó que "la apariencia de un himen no es una indicación confiable de coito", ya que el himen puede desgarrarse con cualquier actividad, o al usar tampones para el periodo y no solo a través de las relaciones sexuales.

A la prohibición de la cirugía, también están incluidas las 'pruebas de virginidad' que se practican actualmente en al menos 20 países. Este se basa en un examen vaginal intrusivo para comprobar que el himen esté intacto. Para muchos, esta es una prueba inútil y humillante que aún se ve en países poco avanzados de África y Asia. En el 2018, la OMS pidió a todos los gobiernos del mundo que prohibieran esta práctica que, además de ser dolorosa y traumática, no tiene validez científica.

Según la Organización de las Naciones Unidas, la virginidad es una forma de discriminación, ya que este no es un término médico o científico, sino un concepto social, cultural y religioso que refleja la discriminación de género, puesto que este concepto solo es asociado y martillado a las mujeres. Además de que estos 'exámenes ginecológicos' quebrantan los derechos de las niñas y mujeres, pueden tener grandes repercusiones psicológicas a niñas o mujeres que anteriormente hayan pasado por alguna agresión sexual, ya que puede revivir estas experiencias.

Temas relacionados

stats