Mundo

Lujo, delirio y lluvia en Carnaval de Rio