Mundo

Trump llega a un convulso Reino Unido rodeado de un clima de hostilidad