La gran consulta de paz afgana acaba con una petición de alto el fuego permanente

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (c),pronuncia el discurso de la ceremonia de clausura de la Loya Jirga o gran asamblea del Gobierno afgano, este viernes, en Kabul, Afganistán
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (c),pronuncia el discurso de la ceremonia de clausura de la Loya Jirga o gran asamblea del Gobierno afgano, este viernes, en Kabul, Afganistán / EFE
Efe
03 de mayo 2019 - 05:44

La Loya Jirga o gran asamblea concluyó hoy en Kabul con la petición de "un alto el fuego inmediato y permanente" que coincida con la llegada del mes sagrado musulmán del Ramadán, la semana próxima, y el comienzo de un "diálogo intra-afgano".

La Jirga, que empezó el lunes en la capital afgana, reunió a unos 3.200 ancianos tribales, líderes políticos y ciudadanos influyentes que publicaron hoy una resolución de 23 artículos en presencia del presidente de Afganistán, Ashraf Ghani.

Los asistentes exhortaron al Gobierno y a los talibanes, así como a la comunidad internacional, a "aceptar las peticiones de los afganos y acabar con la violencia".

"Deberían anunciar un alto el fuego inmediato y permanente en todo el país coincidiendo con la llegada del Ramadán", indicó la resolución.

Una de las líneas rojas marcadas por la asamblea extraordinaria para las posibles negociaciones de paz es que la Constitución nacional debería ser "mantenida y protegida", aunque dejó abierta la puerta a futuros cambios a través de la vía legal.

La Loya Jirga también hizo hincapié en la necesidad de proteger los derechos ganados por mujeres, menores y minorías en los últimos 17 años, tras la caída del poder de los talibanes con la invasión estadounidense, y mantener a las fuerzas de seguridad.

El Gobierno debe preparar "un programa para una retirada responsable" de las tropas internacionales, la principal demanda de los insurgentes.

Las autoridades deben igualmente, según la recomendación de la asamblea, "preparar elcamino" para traer a la oficina política de los talibanes de Catar a Afganistán, para lo que recomendaron la puesta en marcha de programas de puesta en libertad e intercambio de prisioneros de ambos bandos.

El Gobierno debería escuchar las "peticiones legítimas" de los talibanes, concluyó el texto.

Tras las declaraciones de los asistentes, Ghani subrayó que la resolución de la Loya Jirga será "el mapa y programa de acción del Gobierno en las negociaciones de paz".

El Gobierno liberará además a 175 talibanes detenidos en cárceles afganas "durante años" a recomendación de la gran asamblea y como muestra de respeto por la llegada del Ramadán, anunció.

"Pido a los talibanes que envíen a sus representantes a una ciudad afgana para que les entreguemos a los prisioneros", añadió el dirigente afgano.

El año pasado, por primera vez en casi dos décadas de conflicto, el Gobierno estableció una tregua temporal con motivo de la festividad que marca el final del mes sagrado que coincidió durante tres días con uno unilateral de los talibanes.

Los talibanes y el Gobierno de Kabul se reunieron en 2015 en Pakistán en su primer y último encuentro hasta la fecha, pues el proceso fue suspendido poco después, cuando se conoció la muerte dos años antes del mulá Omar, el fundador del movimiento insurgente.

Temas relacionados

stats