TVN plus En vivo

Suicida de Kuwait no despertó alarmas: entró desde Bahréin

En esta imagen sin fecha, distribuida por la Agencia de Noticias de Kuwait, KUNA, el 28 de junio de 2015, muestra a Fahad Suleiman Abdulmohsen al-Gabbaa.
En esta imagen sin fecha, distribuida por la Agencia de Noticias de Kuwait, KUNA, el 28 de junio de 2015, muestra a Fahad Suleiman Abdulmohsen al-Gabbaa. / AP
Ap
29 de junio 2015 - 09:27

El suicida que atacó una mezquita en Kuwait la semana pasada llegó al país en un vuelo procedente de Bahréin y no tenía antecedentes que indicaran que planeaba llevar a cabo un atentado terrorista, dijeron autoridades regionales.

Los datos distribuidos por autoridades de Arabia Saudí y Bahréin ofrecen un retrato más completo del hombre que el viernes mató a 27 fieles chiíes y dejó 200 heridos en un ataque a una mezquita. Funcionarios de Kuwait lo identificaron como Fahad Suleiman al-Abdulmohsen Gabbaa. Una ramificación del grupo extremista Estado Islámico se responsabilizó del atentado.

La detonación, ocurrida unas horas después de los mortales ataques en Túnez y Francia el viernes, sacudió a Kuwait, un país mayormente estable. El pequeño país rico en petróleo, gobernado por un monarca suní y con una importante mayoría chií, prácticamente había escapado a la violencia sectaria que azota a otras partes de la región.

Las autoridades kuwaitíes dijeron que el atacante llegó al país unas horas antes del atentado.

El Ministerio del Interior de Bahréin dijo el lunes que el saudí al-Gabbaa, de alrededor de 20 años, llegó en un vuelo de la aerolínea Gulf Air procedente de la capital saudí, Riad, a las 10:40 de la noche del jueves. Estuvo en tránsito durante dos horas y media antes de tomar un vuelo de conexión a Kuwait.

El Ministerio del Interior saudí dijo que el suicida no tenía antecedentes penales, según los registros de sus fuerzas de seguridad, ni había indicios de actividad terrorista.

Al parecer un mensaje de audio acompañado por dos fotos que fue difundido por internet y promovido en cuentas de Twitter afiliadas al Estado Islámico muestra el mensaje final de al-Gabbaa.

Una leyenda bajo el clip dice que es un "soldado del califato" y lo identifica con el nombre de guerra de Abu Suleiman al-Muwahhed.

En el mensaje, la voz promete la yihad (guerra santa) contra sus enemigos, en particular los chiíes en Kuwait. "Los estamos buscando", se escucha en el mensaje. También habla del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, a quien le pide: "ser paciente y juro ante Dios que estamos contigo".

Los extremistas islámicos consideran herejes a los chiíes y los enfrentan en Irak y Siria. Hay milicias chiíes respaldadas por Irán.

Provincia Najd, el grupo afiliado al Estado Islámico que se atribuyó el atentado en la mezquita en Kuwait, se responsabilizó de otros dos ataques en mezquitas chiíes en Arabia Saudí a finales de mayo. Su nombre hace referencia a la región central de Arabia Saudí.

Si te lo perdiste
stats