TVN plus En vivo

Último recurso del cardenal Pell en su condena por pedofilia en Australia

El cardenal australiano George Pell.
El cardenal australiano George Pell. / AFP
Afp
10 de marzo 2020 - 06:49

La Corte Suprema de Australia examinará desde el miércoles la apelación presentada por el cardenal George Pell, quien fuera uno de los hombres más poderosos en el Vaticano, a su resonante condena por pedofilia.

El exsecretario de Economía de la Santa Sede, de 78 años, sufrió en agosto pasado el rechazo por parte de la Corte Suprema del Estado de Victoria (sur de Australia) a su apelación de la condena a seis años de cárcel por abusos sexuales cometidos contra dos adolescentes en 1996 y 1997 en la Catedral de Melbourne (sudeste).

Pell no estaría presente en las dos jornadas de audiencia ante la Corte Suprema de Australia, con sede en Canberra. Será su equipo de abogados el que intentará convencer a los magistrados de revocar la condena.

En el caso del Estado de Victoria, el tribunal rechazó por dos votos a favor y uno en contra la apelación del cardenal, que siempre ha clamado su inocencia y se encuentra detenido.

Esa voz discrepante de uno de los tres magistrados es la base del recurso del exarzobispo de Melbourne y Sídney.

El caso enfrenta a un ex monaguillo hoy en día treintañero con George Pell, un hombre que participó en la elección de dos papas, fue uno de los cercanos consejeros del actual sumo pontífice Francisco e incluso estuvo implicado en la respuesta de la Iglesia a los escándalos de pedofilia.

La segunda víctima del prelado murió en 2014 de una sobredosis, sin que jamás hubiera denunciado la agresión a la que fue sometido.

Varias opciones

Dos de los tres jueces de Victoria consideraron que la única víctima que está viva fue "muy convincente" en sus acusaciones, y que "claramente no es un mentiroso".

Sin embargo, el tercer juez encontró algunas "discrepancias" en el relato de la víctima, por lo que existe una "posibilidad importante" de que Pell no haya cometido los abusos.

El cardenal australiano, el más alto representante de la Iglesia Católica condenado por violación de menor, fue hallado culpable en primera instancia en diciembre de 2018 de cinco cargos, entre ellos de haber forzado a una felación en diciembre de 1996 a un niño de 13 años y de haberse masturbado frotándose contra otro.

Según la acusación, los hechos tuvieron lugar en la sacristía de la catedral de San Patricio de Melbourne, cuando Pell era arzobispo.

Dos meses más tarde, Pell empujó a uno de los adolescentes contra una pared y le tomó los genitales.

En los documentos presentados a la Corte Suprema, sus abogados cuestionan "el método judicial" de los dos jueces del tribunal del Estado de Victoria que mantuvieron la condena porque, a su entender, le exigían a Pell que "establezca su inocencia, en lugar del simple hecho de marcar las dudas existentes".

En el plano factual, afirman que su defendido no tuvo tiempo de cometer las agresiones en la sacristía ya que, en un momento en que la catedral estaba aún repleta de gente, no hubieran pasado desapercibidas.

Señalan además que es imposible que el cardenal haya podido perpetrar esos actos con sus hábitos litúrgicos.

Según Jeremy Gans, jurista en la Universidad de Melbourne, la Corte Suprema tiene varias alternativas. Podría rechazar la apelación de inmediato o esperar varios meses antes de dar a conocer su decisión. También puede reenviar el caso ante la Corte Suprema de Victoria.

Temas relacionados