¿Le cuesta tragar alimentos líquidos o sólidos? Podría estar sufriendo de Disfagia

Imagen con fines ilustrativos
Imagen con fines ilustrativos

¿Conoce algún adulto mayor que al momento de comer sus alimentos se “atora” o le duele al deglutir? Sí es así, es posible que tenga disfagia, una condición médica que causa dificultad o imposibilidad absoluta al momento de la ingerir alimentos y bebidas, y que en algunos casos puede incluso llevar a pacientes con una condición grave a buscar vías alternativas para mantener una nutrición básica.

La Dra. Anneth Alberda, geriatra y gerontóloga de la ULAPS de Capira, indica que la disfagia puede ser consecuencia de una mala higiene bucal, si este es un paciente frágil, inmunosuprimido con una micosis o una cándida [infección producida por hongos microscópicos que puede afectar a cualquier parte del organismo].

No obstante, la disfagia puede estar asociado a algún síndrome geriátrico como caídas, pérdida de peso, deterioro cognitivo por demencias frontotemporales o alzheimer. La desaparición de las capacidades de la memoria, la atención, de las habilidades visoespaciales, con el tiempo provoca que, poco a poco y a raíz de la disminución de las neuronas y las competencias progresivas, el paciente olvide incluso tragar.

Es de suma importancia que el paciente que presente estas características acuda de inmediato a su médico, para descartar alguna neoplasia en el tracto gastrointestinal, patologías relacionadas al área del esófago, al crecimiento de la glándula tiroidea o a un tumor de las cuerdas bucales; este diagnóstico se obtiene a través de exámenes, laringoscopias o tamizajes completos, y en algunos casos por medio de una endoscopia, que va a estar indicada en ciertos casos donde se hace evidente la mala nutrición, porque la persona pierde peso ya que no logra consumir los nutrientes que necesita.

Destaca la especialista que para obtener los carbohidratos, proteínas y vitaminas que requiere el organismo, deben adaptarse las texturas de los alimentos con dietas blandas o papillas. Asimismo, tener en cuenta que la disfagia en una persona mayor de 60 años es un signo de alarma.

Causas de la disfagia

Las causas detrás de un caso de disfagia pueden ser muy variadas, sin embargo, algunas de sus causas pueden ser las siguientes:

  • Enfermedades que afecten directamente la faringe o la cavidad bucal, tales como la faringitis, la amigdalitis y la candidiasis.
  • Condiciones neurológicas de múltiples tipos, desde la enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple a derrames cerebrales y lesiones.
  • Cáncer y tumores en la zona de la faringe.
  • La radioterapia para tratar tumores, tratamiento que podría inflamar los tejidos de la zona.
  • Hernia diafragmática, también conocida como hernia de hiato o hiatal.
  • Diferentes condiciones que afectan directamente o tienen relación con el esófago, tales como la acalasia, espasmos esofágicos, reflujo gastroesofágico, estenosis, esofagitis eosinofílica y esclerodermia.
  • Función inadecuada del anillo esofágico.
  • Cáncer y tumores en la zona del estómago y esófago.
Si te lo perdiste
stats