Sinopsis

José José: El Principe de la Canción es la historia de un ídolo de las masas. pero también es la narración de una época de esplendor musical en México; es el inconsciente colectivo de un pueblo que conoce el fracaso, pero también sabe levantarse. Envuelto en las tendencias musicales de cada época, José José: El Principe de la Canción presenta la vida de un cantante. pero también la de un hombre al que hirieron y decepcionaron, como a muchos.

Dueño de un gran talento y una voz privilegiada, el alma atormentada de José Rómulo Sosa encuentra en la música la salida natural a sus impulsos de vida, pero será la misma música quien lo enfrente al primero y más duradero de sus demonios: el alcoholismo.

Como bien lo dijo Armando Manzanero, el público mexicano necesita que sus héroes tengan fallas para poderlos arropar, necesitan reflejarse en sus ídolos y José José es la prueba: después de la derrota oficial en la música la salida natural a sus impulsos de vida, pero será la misma música quien lo enfrente al ascenso como el más importante intérprete de música romántica.

En los cuernos de la luna, José José encuentra el amor primero en Kiki, pero éste pronto pasará a convertirse en un obstáculo para lo que, en su momento, sería visto como el amor verdadero: Anel. Con ella vive la apoteosis de la fama y forma una familia, pero todo conspira en su contra y el ambiente musical que por un lado los mantiene juntos, por el otro los separa.

La carrera de José José y su alcoholismo son inseparables, pero llega un momento en que la enfermedad lo lleva a destruirlo todo: su música, su familia, sus amistades. Tras su separación definitiva con Anel y envuelto en una densa red de problemas económicos, profesionales y sobre todo, de salud, el Príncipe cae en picada hasta terminar buscando su propia muerte, pero sin soltar la botella.

Sólo podrá salvarse cuando reconozca y aprenda a controlar su alcoholismo, por suerte, los cariños que sembró acuden en su rescate y lo ayudan a levantarse. Esta recuperación viene de la mano de Sarita, su postrero amor. Ella logra darle la paz y el sosiego que la vida nunca le había dado.

Por desgracia, la larga espiral de autodestrucción en la que el Príncipe cayó, hizo estragos permanentes con su salud. Después de pasarse una vida entera forzando su garganta con el trabajo y los excesos, la potente voz que un dia tuvo empieza a desaparecer. Con la voz se aleja su más grande amor: la música. José José es un intérprete y si no puede cantar, siente que no es nada.

Al final, este cantante que llegó a la gloria musical como pocos lo han hecho, descubrirá que a pesar de todo sigue siendo sólo un ser humano y corno todos, sólo puede encontrar su salvación en el cariño de los otros. Qué mejor recompensa puede tener el hombre que pudo cantarle al amor como todos habríamos querido hacerlo.