Psicología: ¿Cómo una mujer violentada puede superar este problema? Psicología: ¿Cómo una mujer violentada puede superar este problema?

¿Qué veo?

Psicología: ¿Cómo una mujer violentada puede superar este problema?

Cuántos sueñan con el amor de su vida, una relación sana, donde hay amor, respeto y confianza, pues hay ocasiones en que la realidad es otra.

En nuestro segmento de psicología, con el afán de crear conciencia e identificar este flagelo, la psicóloga Yetza Barragán, nos habla sobre cómo una mujer violentada puede superar este problema.

Barragán expresó que la violencia doméstica no tiene un extracto social, ni raza, ni religión. Además, aconsejó a las personas a detectar al inicio de toda relación ciertas conductas de sus parejas.

¿Cómo identificar los síntomas de un agresor?

  1. El que echa la culpa a otros: Es el que culpa a otros por sus sentimientos negativos o por su “mala suerte”. Hay que tener especial cuidado con ellos, porque, así como suelen echar la culpa suelen adular por comparación.
  2. El resentido: Puede derivarse del anterior. El resentimiento es la evaluación que hemos sido tratados de manera injusta y que alguien debe pagar por ello.El resentido no busca salir adelante, no sabe cómo sobreponerse a la adversidad y desarrolla la postura de ya “no busca quien se la hizo, sino quien se la pague”.Puede estar resentido con sus padres, hermanos, maestros, jefes, compañeros de trabajo, “Exes”, la vida, etc.
  3.  El que tiene derecho a todo: Son personas que creen que merecen consideraciones y tratos especiales. Son personas que se quieren colar en la fila, que distraen al empleado que te atiende con una duda, fuman en lugares prohibidos, conducen como les viene en gana (si necesitan dar vuelta prohibida y bloquean el tráfico no les importa lo que esto cause a otros)
  4.  El Superior :Es la creencia manifestada, ya sea a través de lenguaje verbal y/o corporal, que esa persona es mejor que los demás.Los maltratadores potenciales suelen desarrollar una “autoestima jerárquica”, es decir, necesitan sentirse mejores que los otros para sentirse bien sobre sí mismos.
  5. El que todo lo hace grande :Suelen hacer una tempestad en un vaso de agua o se magnifica los pequeños aspectos negativos de una situación.
  6.  El sarcástico :No es el sarcasmo que puede ser divertido o que entra a tiempo en la forma de humor fino, sino un sarcasmo que hiere y lastima al otro; suele ser hostil y busca devaluar. El propósito del sarcástico es menoscabar la perspectiva o punto de vista del otro que esté en desacuerdo con él o devaluar su confianza para sentirse superior. El sarcástico busca sentirse superior o más inteligente.
  7. El impostor:En toda relación es normal al inicio mostrar una identidad distinta a la que habitualmente tenemos, exagerar al menos un poco nuestras cualidades y disimular nuestros defectos, buscamos agradar e impresionar y esto no es intencional y su intención no es la de engañar al otro e, incluso, a veces nos motiva a buscar mejorar algunos aspectos de nosotros mismos. El impostor miente deliberadamente tratando de aparentar ser alguien que no es.
  8.  El celoso controlado: No es el clásico celotípico que busca controlarte descaradamente. El celoso controlado actúa más mostrando una molestia contenida, pero evidente, cuando hablas o miras a un hombre. El problema para identificar este tipo de conducta es que muchos buscamos que nuestra pareja muestre algo de celos ocasionalmente como signo de que le importamos.
  9. El que salta las fronteras: Una definición de abuso implica el que una persona viole o transgreda tus límites personales y de confort en la relación, tanto en tiempo como en espacio.
  10. El que quiere ir demasiado aprisa: El que quiere estarte besando y/o tocando, sin que tú estés de acuerdo o cuando eso puede hacerte sentir incómoda, en distintos momentos y contextos inadecuados o inoportunos. Y se ofende porque se lo reprochas. Y te culpa por no querer verlo o por “preferir” a tus amigas que a él.

El estado vela por las personas que sufren algún tipo de violencia.