Corea del Sur siente orgulloso y deseos de más en Qatar 2022, manifestó Son

Copa Mundial Catar

Son Heung-min
Son Heung-min / Rungroj Yongrit
AFP
03 de diciembre 2022 - 13:02

El temible delantero Son Heung-min quiere que su Corea del Sur logre "otro milagro" y venza a Brasil el lunes en octavos de final del Mundial-2022, después de su milagrosa clasificación con un gol en los descuentos ante Portugal.

La estadía de los surcoreanos parecía terminada el viernes, en el cierre del Grupo H, hasta que el suplente Hwang Hee-chan apareció en el minuto 90+1 para anotar el gol de la victoria 2-1 sobre la ya clasificada Portugal.

Con ese agónico tanto, y esperando tras el final en el campo de juego que Uruguay no le anotara un tercer gol a Ghana, que le daba el pase a la Celeste, los surcoreanos terminaron avanzando en detrimento de los sudamericanos por mayor cantidad de goles a favor (4 contra 2), ya que ambos terminaron con igual cantidad de puntos (4) y saldo de goles (0).

"No nos rendimos", se enorgulleció Son.

"Creo que logramos el resultado que queríamos porque trabajamos muy duro. En 2014 también trabajamos mucho, pero la suerte no estuvo de nuestro lado y no entramos en octavos", recordó el atacante del Tottenham, máximo goleador de la última liga Premier.

Según el 'enmascarado' Son, Corea del Sur todavía no está lista para volverse a casa. "Clasificarnos para octavos era nuestro objetivo y ahora tenemos mayores objetivos para alcanzar, por lo que daremos lo mejor. Nadie sabe lo que puede pasar en octavos".

El ídolo de Corea del Sur juega con una máscara protectora en su cara debido a que fue operado por una fractura en la cuenca del ojo izquierdo en un partido de la Liga de Campeones sufrida a principios de noviembre y que lo tuvo en duda hasta último momento.

"Esto es genial, pero nuestro torneo no ha terminado", reiteró. "Espero que podamos escribir otro milagro".

Son asistió a Hwang en el gol de la milagrosa clasificación tras una veloz carrera y una asistencia entre las piernas de un defensa portugués.

"Antes del partido, Son Heung-min me dijo que hoy haría algo, que confiaba en mí y cuando controló la pelota, estaba convencido de que me la pasaría y fue una gran asistencia. Hizo mi trabajo fácil", dijo Hwang Hee-chan.

Son Heung-Min (c) es seguido de cerca por Vitinha (d) y Ruben Neves (i)
Son Heung-Min (c) es seguido de cerca por Vitinha (d) y Ruben Neves (i) / Rungroj Yongrit

- El recuerdo del 2002 -

Mientras tanto, en Corea del Sur ya empiezan a establecer paralelismos entre la selección actual y la que disputó el Mundial de 2002, que coorganizaron Corea del Sur y Japón.

Hace veinte años los Tigres de Asia sorprendieron al mundo al llegar a semifinales, luego de polémicos arbitrajes que la favorecieron contra Italia en octavos de final y España en cuartos.

En semifinales del 2002, Corea del Sur fue frenada por Alemania, que le ganó 1-0 con gol de Michael Ballack.

"No puedo comparar (a ambas selecciones) porque vi el Mundial de 2002 por la televisión y no los conocía personalmente", dijo el entrenador asistente de Corea del Sur, Sergio Costa, que ocupó el puesto del suspendido seleccionador Paulo Bento ante Portugal.

"He visto algunos juegos del pasado, pero no puedo hacer una comparación porque no conocía al equipo coreano en ese entonces", dijo.

Y agregó, "puedo decirte lo que es ahora: es un equipo que es muy honesto". Que ahora quiere seguir soñando y le apunta al favorito Brasil.

Si te lo perdiste
stats