Despiden a una mesera tras recibir 2,000 dólares de propina

Imagen con fines ilustrativos
Imagen con fines ilustrativos / Pixabay (imagen de ongchinonn)

Los propietarios del restaurante pidieron a la mujer que compartiera la jugosa propina con el resto de sus compañeros, pero al no estar de acuerdo y negarse, los dueños decidieron despedirla.

Una camarera del restaurante Oven & Tap, ubicado en Bentonville, Arkansas, fue despedida luego de recibir una propina de 2,000 dólares y no querer compartirla con sus compañeros.

Ryan Brandt, junto con otra mesera, fueron las encargadas de atender una fiesta en el restaurante con más de 40 personas. Cuando llegó el momento de pagar la cuenta, cada comensal dejó una propina de 100 dólares. En total se recogieron 4,400 dólares de propinas para las dos camareras.

Grant Wise, la persona encargada de hacer la reserva, afirmó que llamó con antelación al local y preguntó por la política de propinas, para asegurarse de que todo iría bien. Así, se suponía que cada camarera recibiría 2,200 dólares.

Cuando los dueños se enteraron de la cuantiosa propina que habían dejado a las meseras, le pidieron a Brandt que la compartiera con sus compañeros, algo que no había ocurrido en los tres años y medio que Brandt llevaba trabajando en Oven & Tap, según cuenta ella misma.

Cuando Brandt sacó hizo el cálculo de cuánto le quedaría si repartía el dinero con sus compañeros se dio cuenta que solo recibiría el 20%, por lo que se negó a compartir la propina.

Enterado de lo ocurrido, Grant Wise, solicitó al restaurante el dinero de la propina porque no quería que se repartiera entre gente que no les habían atendido durante la cena. Tras recibir el dinero, Wise se lo volvió a entregar a Brandt.

Pero lo que nunca se imaginó Brandt es que tras este episodio sería despedida. La camarera denunció que los dueños la despidieron “por violar las reglas del local” y contarle al cliente lo que había sucedido.

Por su parte, Mollie Mullis y Luke Wetzel, dueños de Oven & Tap emitieron un comunicado en el que desmentía la versión de su exempleada y aclararon que cumplieron “plenamente” con la solicitud de que la propina fuera para las dos camareras en particular. Además, añadieron que el despido de Brandt no tenía nada que ver por haber decidido “quedarse con el dinero de la propina”, según infirma el portal de información Meganoticias.

Mullis y Wetzel afirmaron que “el intercambio de propinas es una práctica común en la industria de los restaurantes que seguimos para asegurarnos de que todos los miembros de nuestro equipo reciban una compensación adecuada por su arduo trabajo”. Después de lo ocurrido, Wise ha iniciado una campaña para recolectar fondos para ayudar a la camarera despedida.

***Con información de www.Elconfidencial.com***

Si te lo perdiste
stats