TVN plus En vivo

China advierte que no tolerará a 'separatistas' taiwaneses

Las reacciones de China tras la visita de Pelosi a Taiwán no se han echo esperar
Foto archivo de acciones militares cerca de la costa de Taiwán / EFE
AFP
10 de agosto 2022 - 06:14

Pekín, China/China afirmó que tendrá cero tolerancia con las "actividades separatistas" en Taiwán, e insistió en que retomará la isla por la fuerza si fuera necesario, según un libro blanco divulgado el miércoles.

"La Cuestión de Taiwán y la Reunificación de China en la Nueva Era", el libro blanco publicado por la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado chino, define cómo Pekín pretende tomar la isla mediante incentivos económicos y presión militar.

"Estamos listos para crear un vasto espacio para la reunificación pacífica, pero no dejaremos lugar para actividades separatistas de ninguna forma", señala el libro blanco.

La advertencia de Pekín se dio luego de varios días de maniobras militares chinas alrededor de Taiwán, realizadas en respuesta a la visita a Taipéi de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

La legisladora se convirtió la semana pasada en la más alta autoridad estadounidense en visitar Taiwán en décadas, pese a la amenaza de represalias de China, que busca mantener a Taipéi aislada del escenario mundial.

"Trabajaremos con la mayor sinceridad y haremos todo lo posible para lograr la reunificación pacífica. Pero no renunciaremos al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias", destaca el documento.

"Esto es para protegernos contra la injerencia externa y todas las actividades separatistas. De ninguna manera tiene como objetivo a nuestros compatriotas chinos en Taiwán. El uso de la fuerza será el último recurso tomado en circunstancias apremiantes", agrega.

La última vez que China promulgó un libro blanco sobre Taiwán fue en 2000.

El nuevo documento fue publicado el mismo día que un alto dirigente de la oposición taiwanesa viajó a China para reunirse con empresarios taiwaneses, pese a que Taipéi le había pedido cancelar el viaje.

Andrew Hsia, vicepresidente del partido Kuomingtan, de tendencia pro Pekín, realizó la visita a título personal y no estuvo en la capital.

Pero la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen lo criticó duramente por cruzar el Estrecho de Taiwán en momentos que China realiza las maniobras alrededor de la isla.

Desde la década de 1990, la isla pasó de ser una autocracia a una democracia vibrante, y ha emergido una identidad taiwanesa particular.

Las relaciones entre las dos partes se han deteriorado desde 2016, cuando llegó al poder la actual presidenta Tsai, cuyo Partido Progresista Democrático no considera a Taiwán como parte de China.

Su plataforma calza con la definición de lo 

que China califica como separatismo taiwanés.

Temor de invasión

El libro blanco chino promete a Taiwán prosperidad económica así como "más seguridad y dignidad" después de la "reunificación".

Pero esa oferta se dio a conocer después del mayor ejercicio militar que China ha realizado alrededor de la isla, incluyendo ensayos de un bloqueo.

Las maniobras generaron temores de que las autoridades comunistas chinas se estarían preparando para una invasión.

Se esperaba que los ejercicios concluyeran el domingo pero continuaron esta semana, sin confirmación de cuándo terminarán.

El Ejército Popular de Liberación (EPL) reveló el miércoles detalles de los ejercicios efectuados la víspera alrededor de Taiwán.

El comando este del EPL dijo que los simulacros del martes se centraron en establecer dominio aéreo, liberar videos y fotos de los aviones de combate al despegar y realizar maniobras, como cargar combustible en pleno vuelo desde un avión cisterna.

La fuerza armada posteriormente dijo que "completó exitosamente varias tareas", sin precisar si realizaría más ejercicios.

"Las tropas en el (este) vigilarán los cambios en la situación del Estrecho de Taiwán, seguirán realizando entrenamientos militares y preparándose para la guerra", agregó el EPL.

Taiwán acusa a China de utilizar la visita de Pelosi como pretexto para ensayar una invasión.

La isla realizó sus propios ejercicios militares para contrarrestar un ataque a la isla, y el miércoles divulgó imágenes de sus fuerzas aérea, terrestre y marítima respondiendo a las maniobras chinas.

Los ejercicios taiwaneses provocaron el martes otra advertencia china.

Cualquier conspiración para "resistir la reunificación por medio de las armas (...) terminará en el fracaso, como una mantis que intenta detener una carroza", declaró Wang Wenbin, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Temas relacionados

stats