China afirma que 'peleará hasta el final' para impedir independencia de Taiwán

Tensión en China

Ejercito chino.
Ejercito chino. / EFE
Afp
12 de junio 2022 - 10:08

Singapur/China "peleará hasta el final" para impedir que Taiwán declare su independencia, prometió este domingo el ministro de Defensa chino, en un momento de escalada de las tensiones con Estados Unidos sobre la isla.

En los últimos días crece el enfrentamiento entre las dos grandes potencias sobre Taiwán, la isla autogobernada democráticamente que Pekín considera parte de su territorio en espera de una reunificación, por la fuerza de ser necesario.

Las frecuentes incursiones aéreas de aviones chinos cerca de Taiwán alimentan las tensiones y el sábado el jefe del Pentágono, Lloyd Austin, acusó a China de sostener una actividad militar "provocadora y desestabilizadora" en un discurso durante el Diálogo de Shangri-la, un foro de seguridad que se celebra en Singapur.

En su turno de palabra en el mismo evento, el ministro de Defensa chino, Wei Fenghe, replicó que su país "no tiene otra opción" que luchar frente a cualquier intento de separar Taiwán de China.

"Pelearemos cualquiera sea el costo y pelearemos hasta el final. Esta es la única opción para China", dijo el ministro en Singapur.

"Nadie debería nunca subestimar la resolución y habilidad de las fuerzas armadas chinas para salvaguardar su integridad territorial", afirmó.

Además lanzó una advertencia y dijo que "aquellos que persiguen la independencia taiwanesa en un intento de separar a China definitivamente se encontrarán con un mal final".

Wei urgió a Estados Unidos a "dejar de desprestigiar y de contener a China (...) dejar de interferir en los asuntos internos de China y dejar de perjudicar los intereses de China".

Pero el ministro asumió un tono más conciliador en algunos aspectos, al abogar por una relación "estable" entre Washington y Pekín, que calificó como algo "vital para la paz global".

Durante su discurso, Austin también expresó su voluntad de que las "líneas de comunicación" con los altos cargos chinos se mantengan abiertas.

El par sostuvo sus primeras conversaciones cara a cara el viernes al margen de la cumbre que tiene lugar Singapur, en la que chocaron sobre Taiwán.

Las tensiones entre China y Estados Unidos sobre la isla se han incrementado debido a crecientes incursiones aéreas chinas en la zona de defensa aérea de Taiwán.

En una visita a Japón el mes pasado, el presidente estadounidense Joe Biden pareció terminar con la histórica postura de "ambigüedad estratégica" sobre Taiwán cuando, en respuesta a una pregunta, dijo que Washington defendería a la isla si llegase a ser atacada por China.

La Casa Blanca ha insistido desde entonces en que no ha cambiado su política.

Taiwán entrena a su ejercito.
Taiwán entrena a su ejercito. / EFE

Disputa por el mar

Pese a las tensiones, los analistas señalaron que el hecho de que Austin se reuniera con Wei muestra un ligero signo de esperanza.

"Hablar siempre es mejor que no hablar", explicó a la AFP Ian Chong, profesor asociado de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Singapur, quien asistió a la cumbre.

"Pero creo que en este punto no vamos a ver avances. Pero quizás esto lleve a algo en el futuro", indicó.

La disputa es la última de una serie de pugnas entre Washington y Pekín que están enfrentados por diversas cuestiones desde el mar de China Meridional, los derechos humanos y la guerra en Ucrania.

China reclama casi todo este mar rico en recursos, por el que pasan billones de dólares en comercio marítimo anualmente, un territorio que también reivindican Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

China, cuyas reivindicaciones marítimas fueron rechazadas en una emblemática sentencia de La Haya en 2016, ha sido acusado de desplegar sus aviones y sus embarcaciones en los territorios que reclaman los otros países.

Además, es señalado de interceptar patrullaje aéreo en el espacio aéreo internacional de manera peligrosa.

En un signo de distensión, Wei se entrevistó durante una hora con el ministro de Defensa de Australia, Richard Marles, al margen del encuentro que terminó este domingo.

Las relaciones entre ambos países estuvieron marcadas por la tensión en los últimos años, incluyendo un enfrentamiento por los llamados de Australia pidiendo una investigación independiente sobre el origen del coronavirus, a lo que China respondió con una serie de aranceles.

En otro aspecto de este foro internacional el ministro de Defensa de Fiyi dijo que para esta nación insular la principal amenaza no es un conflicto sino el cambio climático.

"Las armas, los cazas, los buques no son nuestra preocupación principal", afirmó Inia Seruiratu. "La mayor amenaza para nuestra existencia es provocada por el hombre y es el devastador cambio climático", dijo.

Temas relacionados