Centroamérica

Centroamérica sigue siendo un nicho de violencia, pese a bajada estadística