El Salvador mantendrá la petición de extraditar de Nicaragua a Mauricio Funes

En la imagen, el expresidente de El Salvador Mauricio Funes (2009-2014).
En la imagen, el expresidente de El Salvador Mauricio Funes (2009-2014). / EFE
Efe
01 de agosto 2019 - 16:08

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, dijo este jueves que mantendrá la solicitud de extradición del expresidente Mauricio Funes (2009-2014) de Nicaragua, pese a que recibió recientemente la nacionalidad nicaragüense.

"Nosotros seguimos con la petición de extradición, de hecho esta ya fue aprobada por la Corte Suprema de Justicia (salvadoreña), no tenemos respuesta oficial del Gobierno de Nicaragua", explicó a periodista el jefe del Ministerio Público.

Añadió que deberán "analizar cuáles son las repercusiones" legales que tiene la nacionalización de Funes de acuerdo con la legislación nicaragüense.

Esta situación supone un freno a la petición de llevar a Funes ante la Justicia salvadoreña, dado que la Constitución de Nicaragua prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Funes se encontraba asilado en Nicaragua desde septiembre de 2016 y su nacionalización fue oficializada el miércoles en el diario oficial de ese país, La Gaceta.

El beneficio migratorio también lo recibieron su cónyuge, Ada Michell Guzmán Sigüenza, y sus hijos Carlos Mauricio Funes Velasco y Diego Roberto Funes Cañas, también procesados en El Salvador.

"Yo estoy convencido de que más temprano que tarde él tendrá que afrontar la Justicia", acotó el jefe fiscal, quien señaló que continuarán con las diligencias en los procesos penales que enfrenta.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, prometió antes de asumir el poder el pasado 1 de junio que en los primeros cien días de su Administración lograría la extradición del ex jefe de Estado izquierdista.

Funes, que llegó al poder bajo la bandera de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aseguró en sus redes sociales que "ni en los primeros cien días de su Gobierno, ni en años la extradición será posible".

El expresidente es procesado en su país por supuestamente apropiarse y lavar más de 351 millones de dólares del presupuesto estatal, fondos que fueron manejados en un esquema similar al usado por su antecesor, Elías Antonio Saca (2004-2009), para desfalcar más de 300 millones.

Saca, quien gobernó bajo la bandera de Arena, purga 10 años de prisión por cargos de pecualado y lavado de dinero.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía salvadoreña, el dinero cuestionado a ambos expresidentes fue canalizado mediante una cuenta presupuestaria de gasto secreto de la Presidencia a cuentas particulares.

Funes también es procesado por el supuesto pago de sobornos al ex fiscal general Luis Martínez para evitar investigaciones, malversar fondos de la construcción de una represa, revelar un documento secreto del Gobierno de Estados Unidos y evasión de impuestos.

Temas relacionados

stats