TVN plus En vivo

Clinton pide en Brasil cautela ante la 'reacción contra la globalización'

Expertos del mercado financiero coincidieron hoy que las inversiones en Brasil se han frenado debido a la cautela del sector ante las elecciones presidenciales de octubre, lideradas por el ultraderechista Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva.
Expertos del mercado financiero coincidieron hoy que las inversiones en Brasil se han frenado debido a la cautela del sector ante las elecciones presidenciales de octubre, lideradas por el ultraderechista Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva. / EFE
Efe
21 de septiembre 2018 - 19:22

El expresidente estadounidense Bill Clinton afirmó hoy que existe en el mundo "una reacción contra la globalización" y dijo que los ciudadanos y políticos "deberían ser muy cautelosos antes de tirar a la basura todos los logros conquistados", durante un foro con inversores en Sao Paulo.

"Es verdad que hay una reacción contra la globalización. Hay un cierto temor respecto al comercio, a las fronteras", pero "creo que deberíamos ser muy cautelosos antes de descartar todos los logros conquistados", dijo Clinton en un discurso ante más de 7.000 asistentes que acudieron este viernes a la feria Expert 2018, la mayor cita de inversores en América Latina.

Al lado del expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, el exmandatario estadounidense coincidió en que la democracia enfrenta una crisis generalizada en el mundo y ambos defendieron el "diálogo" como principal herramienta para hacer frente a la "intolerancia".

Los dos ex jefes de Estado evitaron comentar las elecciones presidenciales en Brasil, que tendrán lugar el próximo 7 de octubre y que se presentan como las más inciertas desde que el país regresó a la democracia, en 1985.

"Democracia es mucho más que un grupo mayoritario. Democracia es obtener un grupo mayoritario que garantice los derechos de las minorías, los derechos individuales", recalcó Clinton.

El exmandatario estadounidense (1993-2001) expresó además que las personas deberían tomar sus decisiones basadas en "cómo les gustaría que fuera el país de sus hijos en el futuro", así como "reflexionar sobre la política y posibles soluciones a diario".

En su opinión, Brasil debe "dejar de quejarse" y "solucionar sus problemas". "No es posible preservar la democracia cuando se ha perdido la confianza. No es posible tomar buenas decisiones si solamente hay rabia y amargura entre la población", sostuvo.

Por su parte, el expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) subrayó que "hay una crisis generalizada en las democracias representativas alrededor del mundo" debido a "las transformaciones de la vida".

"Antes los partidos intentaban representar las distintas clases con una ideología. Pero hoy uno se siente perdido en la nueva sociedad, que es más fragmentada", opinó Cardoso.

Para el sociólogo, la intolerancia extrema que se instauró en Brasil es consecuencia de los escándalos de corrupción destapados "en los partidos políticos de manera general", pero la única manera de mantener los principios democráticos es a través del "diálogo y de la comprehensión".

"Hubo una quiebra de confianza en los hombres que conducen Brasil. Y uno no retoma la confianza simplemente criticando el país", recalcó Cardoso.

"Todo en Brasil ha mejorado, menos la política. Pero la gente no ve eso, lo que ven es la falta de horizonte", por lo que "suelo decir que no vamos avanzar sin una utopía viable", completó.

Los dos mandatarios también criticaron el fenómeno de las llamadas 'fake news' (noticias falsas), pero coincidieron en que el mundo "interconectado" e influenciado por las redes sociales "ya es una realidad".

"El mundo es interconectado, uno tiene que desarrollar individualmente sus habilidades. Vivimos en un mundo de relativa incertidumbre y la política tendrá que lidiar con esa incertidumbre creciente", dijo Cardoso.

A su vez, Clinton condenó a quienes afirman que las redes sociales son el "problema" y abogó por una mayor educación social para que las personas "sepan distinguir cuál es la verdad".

"La influencia de las redes sociales funcionan mejor que la verdad cuando las personas no saben cuál es la verdad. Pero es parte de la responsabilidad de una sociedad pensar y arreglar el problema", finalizó.

Si te lo perdiste
stats