Independentistas en Escocia se quedarían a un paso de mayoría absoluta tras elecciones

La Primer Ministro de Escocia y líderl del Partido Nacional de Scocia, Nicola Sturgeon (R) habla ante los medios de comunicación.
La Primera Ministra de Escocia y líder del Partido Nacional de Scocia, Nicola Sturgeon (R) habla ante los medios de comunicación. / AFP
Afp
08 de mayo 2021 - 12:05

El Partido Nacional Escocés (SNP) se quedaría a dos escaños de la mayoría absoluta en el parlamento, según las últimas predicciones este sábado, tras las elecciones locales en el Reino Unido celebradas hace dos días.

El "superjueves" de elecciones locales en el Reino Unido, cuyos resultados están llegando a cuentagotas, puso a prueba la popularidad del Partido Conservador de Boris Johnson y la unidad del país.

El primer ministro superó holgadamente el test, arrebatando escaños en territorio tradicionalmente laborista, en especial un preciado bastión del noreste del país, Hartlepool.

Por su parte, los nacionalistas escoceses pretendían obtener la mayor victoria posible para obligar al jefe del gobierno británico a aceptar una nueva consulta sobre la independencia.

Pero la última predicción este sábado de la BBC le otorga 63 escaños al SNP, a dos de la mayoría absoluta.

Hasta el momento tiene confirmados 60 escaños, pero ha perdido algunos que eran clave para lanzar su mayor desafío político, un nuevo referéndum.

Los conservadores también están lejos de lograr una posición de fuerza, así que la popular Nicola Sturgeon, líder del SNP, debería seguir como primera ministra.

En cambio, a nivel nacional, y pese a una serie de escándalos sobre vínculos cercanos entre poder e intereses privados, Johnson consiguió mantener el avance que los conservadores lograron en las legislativas de 2019 en el denominado "muro rojo" laborista, esas zonas del norte de Inglaterra afectadas por la desindustrialización y favorables al Brexit.

- "Montaña a escalar" -

"El SNP será con mucho el mayor partido del Parlamento escocés, y la cuestión es si tendremos una mayoría absoluta, lo que siempre ha sido una montaña muy, muy difícil de escalar para nosotros", dijo el sábado en la BBC el viceprimer ministro escocés, John Swinney.

No obstante, estimó que habrá una mayoría de diputados "que se comprometieron a organizar un referéndum sobre la independencia de Escocia".

Johnson, quien debe autorizar este referéndum, se opone firmemente, al considerar que tal consulta solo puede hacerse una vez por generación. En el de 2014, 55% de los electores votó por permanecer en el Reino Unido.

Los partidarios de un nuevo referéndum señalan que el Brexit, al cual se oponían un 62% de escoces, cambió las cosas.

"Creo que un referéndum en el contexto actual es irresponsable e imprudente", dijo Johnson al diario Telegraph.

Sturgeon juega la carta de la prudencia, comprometiéndose a organizar un referéndum "a su debido tiempo", una vez superada la crisis sanitaria.

Por su parte, el Partido Laborista está desconcertado tras la derrota de Hartlepool que dejó al líder del partido Keir Starmer "amargamente decepcionado". Prometió hacer "todo lo posible" para recuperar la confianza de los votantes.

Los laboristas puede presumir de muy buenos resultados en Gales, donde mantienen el control del parlamento local, lo que les permite permanecer en el poder.

La laborista Joanne Anderson, de 47 años, fue elegida alcaldesa de Liverpool (norte de Inglaterra), convirtiéndose en la primera mujer negra elegida a la cabeza de una gran ciudad británica.

En Londres, el laborista Sadiq Khan, que en 2016 fue el primer musulmán en gobernar una gran capital occidental, es dado como favorito para un segundo mandato frente al conservador Shaun Bailey, pero los resultados esperados el sábado se anuncian más ajustados de lo previsto.

Temas relacionados

stats