La Corte Suprema de EEUU dividida sobre un caso de ley electoral

Corte Suprema de EEUU.
Corte Suprema de EEUU. / Redes Sociales
AFP
07 de diciembre 2022 - 17:46

Washington, Estados Unidos/La Corte Suprema de Estados Unidos se mostró el miércoles fuertemente dividida en un caso de derecho electoral que podría revolucionar la forma de dirigir la Casa Blanca y el Congreso.

En el centro del debate se encuentra una nueva doctrina jurídica propuesta por legisladores republicanos de Carolina del Norte que, de adoptarse, daría vía libre a los legisladores de los 50 estados para decidir quién vota, dónde y cómo en las elecciones federales. 

Según la Constitución, las reglas para las elecciones federales son establecidas por la legislatura estatal.

Esto es lo que quieren cambiar los funcionarios electos de Carolina del Norte, quienes dicen que la Constitución "pone la regulación de las elecciones federales en manos de los legisladores estatales y de nadie más" a ese nivel.

Durante la audiencia, los tres jueces progresistas de la Corte se opusieron firmemente a esta doctrina, conocida como de la "legislatura estatal independiente". 

Su objetivo es "deshacerse del equilibrio de poder" cuando Estados Unidos "más lo necesita", advirtió Elena Kagan, jueza asociada de la Corte Suprema.

La democracia estadounidense se ha visto socavada por los esfuerzos del expresidente republicano Donald Trump, respaldado por algunos cargos electos locales, para anular su derrota en las elecciones presidenciales de 2020.

- Voto diluido -

Las posiciones de los seis jueces conservadores no están claras.

Algunos parecían inclinados a validar la nueva propuesta. Eliminando las preocupaciones por la democracia, Neil Gorsuch señaló que las leyes aprobadas por los legisladores locales seguirían sujetas a revisión por parte de los tribunales federales.

Pero otros parecían más escépticos. El jefe de la corte, John Roberts, señaló los cambios en la posición de los legisladores de Carolina del Norte quienes, al comienzo del proceso, argumentaron que los gobernadores no podían vetar las leyes electorales, y luego cambiaron de opinión. 

El juez conservador Brett Kavanaugh, por su parte, parecía estar buscando formas de darle la razón a los legisladores sin validar su doctrina. "¿No hay una alternativa más limitada para decidir a su favor?", le preguntó a su abogado.

En concreto, su recurso se deriva del censo de 2020, que registró un aumento de la población en Carolina del Norte. Como resultado, el estado obtuvo un escaño adicional en la Cámara de Representantes y sus parlamentarios rediseñaron el mapa del Congreso para agregar un nuevo distrito.

Pero la Corte Suprema del estado lo desechó en febrero, argumentando que favorecía a los republicanos al agrupar a los demócratas en ciertos distritos, diluyendo su voto.

También se consideró que un segundo mapa era injusto y el tribunal superior del estado finalmente nombró a un experto independiente para llevar a cabo la redistribución de distritos.

Los legisladores locales, encabezados por el líder republicano de la Cámara, Tim Moore, apelaron a la Corte Suprema argumentando que los tribunales locales estaban usurpando su autoridad.

El alto tribunal se negó a intervenir de inmediato y el mapa elaborado por el experto se utilizó en las elecciones de medio mandato de noviembre, lo que permitió elegir a siete representantes de cada partido.

- "Absurdo" -

Los demócratas, desde el nivel estatal hasta el presidente Joe Biden, los profesores de derecho y las principales organizaciones de derechos civiles han presentado informes instando a la Corte Suprema a rechazar la doctrina, por considerarla peligrosa para la democracia.

"Una interpretación extrema de la Constitución de Estados Unidos por parte de la Corte Suprema en este caso hará que sea aún más fácil para los legisladores estatales suprimir la votación, el fraude, manipular distritos electorales y potencialmente sabotear los resultados de las elecciones", advirtió Sophia Lin Lakin, de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

El Partido Republicano, en tanto, calificó el discurso alarmista de "absurdo".

Darle la razón a los funcionarios electos de Carolina del Norte "no dará carta blanca a las legislaturas estatales", declaró en un argumento separado.

Pero en las filas conservadoras, la teoría no es unánime. "Nuestro sistema político sufriría mucho si la masacre de los distritos electorales quedara fuera de control", dijo el exgobernador republicano de California Arnold Schwarzenegger.

El tribunal debe emitir su decisión antes del 30 de junio.

Si te lo perdiste
stats